Manual de instrucciones de blogscriptum

viernes, 1 de diciembre de 2017

Blue boy



Se despertó la mañana fría. Durante el paseo todo era relieve, también nosotros. Sobre el suelo se había posado una escarcha blanda, tenue. La vereda tenía un color grisalla que contrastaba con el verde pálido del borde de aquel sendero. Era el reducto de la vida que espera su primavera.

Encima de las ramas de los árboles, desnudas y negras, había florecido, blanca también, la escarcha. El campo entero era pura silueta. Azules finos y metálicos; blancos pueriles sobre la tierra helada,  la vegetación sólo insinuada y un cielo gris mercurial.

De la chimenea de la casa salía un humo lento y desganado. Hasta el fuego tarda aquí en despertarse –pensé- y parece que se confunde con la bóveda del cielo que era recogida, como una templo románico, con las nubes bajas y la luz pálida y mortecina.

Todo estaba adormecido por la tibieza del silencio. Los cristales de las ventanas mojados, con las goteras de nuestra humedad de la noche anterior, resbalando en hilera. Las paredes de la casona despedían también una humedad dorada, un resplandor interno de muchos siglos. Cubiertas con la hiedra parecía que se hubieran echado encima una capota verde de alpaca.



Entre la bruma errante, surgía de tanto en tanto, la mancha de un tierno azul fresco del cielo. Era un presagio de lo que nos esperaba, una vez el sol lo hubiera calentado todo.

En aquel ambiente lunar, caminaba Pedro, destilando una enorme melancolía. Tiene él una pulsión, a veces, de llovizna; un pensamiento lento, vaporoso e impenetrable. Yo sé que es feliz, que está tranquilo en sus cuitas. Viéndolo así, yo soy también feliz.

Me acuerdo de una canción de Nina Simone: Little girl blue. Mi hijo es azul y es otoño. “Siéntate allí y cuenta tus dedos” –dice la canción- “Siéntate allí y cuenta las gotas de lluvia”


Han llegado las heladas y la nieve, tarde, pero finalmente aquí están, por eso se acuerda uno de aquella mañana de campo. Me dicen que está nevando en ese valle y  recuerdo esta canción, otra vez.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre...¿Quieres decir algo?