Manual de instrucciones de blogscriptum

martes, 17 de febrero de 2015

Las palabras asfixiantes.

Foto de Raquel López - Chicheri

Conocí a Lucas Nieto en la primavera de 2006, un vehemente orador con un discurso sincero. Al cabo de seis meses de aquel encuentro decidió voluntariamente  permanecer en silencio y desde entonces no ha pronunciado palabra.

Las palabras inundan el aire, fue su última frase.  Antes, subido a una enorme roca, jadeando y tras advertir que no era posible apenas respirar por su densidad,  abrumado de escuchar el ruido que producían todas juntas chocándose, argumentó:

¿No ves que sólo intento salir a flote?, sacar la voz por encima de la palabra, hacerme oír en este caos. ¿Para qué una palabra de más?. Resultaría innecesaria como todas. Otra más. Eso solo aumentaría el ruido. Todas trabajando al unísono para ahogar las voces. Palabras rebosantes. Voces calladas. A estas alturas, quizás, el silencio sea la única postura inteligente. Digo muchas más cosas callando. Y bajándose de la roca, se calló para siempre.

Ahora me gusta visitarle de vez en cuando. No posee una expresión especialmente dramática; un rostro angulado, eso sí, delgado, de grandes ojos de los que surge una inmensa mirada. Ojos de bondad en los que se reconoce un olor doméstico. Tiene la cara surcada como por un arado. Entre unos y otros, puntos y rayas, se puede leer un código morse construido durante décadas. Nos sentamos en frente el uno del otro y, simplemente, nos miramos. Con eso queda dicho todo.

Nota blogscriptum:


En el cuarteto en sol mayor del Fidelio de Beethoven se ejecuta a lo largo de 31 compases un canon a 4 voces que concluye con una frase que se imita libremente.
LvB. demuestra que un conjunto voces puede ser enormemente bello incluso cuando cada uno desarrolla su propio discurso, distinto al de los demás.



3 comentarios:

  1. El silencio como sabiduría de la Vida. Entendida como Vida en años, y no como años de Vida.

    Gracias Enrique.

    Satur

    ResponderEliminar
  2. Fidelio. Entradas ya a la venta para junio en el Teatro Real

    ResponderEliminar
  3. Que bello, como no podria superar esto, mejor me callo!

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?