Manual de instrucciones de blogscriptum

jueves, 15 de mayo de 2014

Catástrofe

Fotografía de Lourdes Albaladexo


Afinar un instrumento es desmentir lo confuso
El Luthier de Delft
Ramón Andrés.


Cuando se encierren los batidos,
las fluctuaciones desordenadas,
resonará la cuerda única,
se marchará el ruido, la ruptura ,
la vibración irregular
y empezará la música,
dará comienzo la danza
y el arco pasará rozando
sobre un complejo acorde de motivaciones. 

El silencio inundará la sala,
la vibración perfecta,
un mundo circular
que evoque abundancias y aleje carencias,
que llame a existencias y huya de pérdidas,
el instante justo anterior a la armonía.



Jan Miense Molanaer (1610 - 1668), Autorretrato

Nota blogscriptum:

Tensar la cuerda para afinarla es abrir la puerta a la catástrofe (katá "abajo"; strépho "volver"), buscar el caos para llegar a lo inmutable. Pulsar una cuerda, estirarla, hacerla vibrar y llevarla al reposo del que nunca debió partir. El cambio profundo, el proceso que transforma, que irrumpe y modifica para llegar a la quietud del entorno, del ánimo, de la conciencia.

Una cuerda que resuena redonda, lejos de expandir melodías, integra y recoge.

Os recomiendo este libro: sabiduría directa y sin alardes. Una delicia.



Os dejo con Henry Purcell. Dido y Eneas. Acto 3. Thy Hand, Belinda...When I Am Laid In Earth.


2 comentarios:

  1. ojalá, que sucediera así, que después del ruido y el desafine llegara la armonía y la calma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está costando, querida, está costando muchísimo.

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?