Manual de instrucciones de blogscriptum

martes, 1 de abril de 2014

Vivian Maier: el dulce anonimato.



Por el rio baja,
como un tronco desolado,
hecha rasguños nuestra memoria;
ningún sobresalto,
el agua lenta,
tú y yo solos,
sin echar a faltar nada
a este lado de la vida.


De la otra orilla,
mi amado,
solo tú eres verdad.
Así pasa la vida,
con cánticos leves, agostados,
mudada en letanía nuestra fiesta,
recuerdos de pavesas,
que calientan, tibiamente,
rumores y aromas ensoñados.


Dignos los besos,
difusos nuestros vidrios,
susurros que anudan nuestros pechos,
recuerdos que ya duermen en regazos.


Los dedos enraizándose en el lecho,
de manos que anudan como lazos:
caricias,
  suspiros,
     acechos.
Temores,
    consuelos,
          abrazos.







Nota Blogscriptum: En honor a Vivian Maier, el más dulce anonimato fotográfico que conozco. La simplicidad de retratar lo cotidiano hecho arte. La naturaliadad y la inocencia de las cosas según son, sin aditivo alguno.Puras.

2 comentarios:

  1. Muchas veces lo simple, lo natural hace que apreciemos el día a dia, porque no siempre hay que complicarse en buscar situaciones especiales. Bello poema.

    ResponderEliminar
  2. Precioso, Enrique. Me encanta. Qué bien escribes...

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?