Manual de instrucciones de blogscriptum

miércoles, 16 de abril de 2014

A solas y en silencio.

Fotos Blogscriptum en el Fotografiska, Estocolmo, abril 2014.

A fuerza de ver las fotografías fácilmente en las pantallas de nuestros ordenadores hemos olvidado el soplo leve que sobre la vista ofrece una sala de exposiciones en toda su negrura, sin velos catódicos, ofreciéndose abierta a los ojos que parecen ser ungidos por la luz que emana de las propias imágenes.

Es imposible no abandonarse a ciegas en la dicha de esa oscuridad, enamorarse hasta los tuétanos de un simple deambular arrebatado, deseando yacer en un pasillo a la vez tranquilo y exaltado. Hace cuarenta y ocho horas lo advertí en el  Fotografinska de Estocolmo.



¡Qué enorme placer sentirse vigil en medio del sueño, abandonarse a las evocaciones de cada imagen!; ¡Que calma al recibir el aliento del fotógrafo como un soplo y su obra como un horizonte de una paz limpia!. En ese momento, conviene estar callado y al acecho y asentir ante la belleza sin desdeñar nada de lo que se nos ofrece.


Solo pido que nunca llegue el día que no podamos estar a solas y en calma,  en un silencio compasivo, lejos de lo feo, de lo que ensordece, bogando por un tiempo apacible, respirando un aire limpio frente a la incontinente belleza del detalle y el aura de cualquier evocación.




Te propongo ahora un juego participativo, como otras veces, en Blogscriptum. Dime tu sitio, tu circunstancia, tu momento, en el que te sucede algo similar a la lo que te he descrito. Construyamos entre varios un mapamundi del buen gusto. Ofrecedme vuestra patria, a la que me exiliaré si vosotros me lo recomendáis. Sólo y en silencio.




7 comentarios:

  1. Entre los muchos defectos con los que me parió mi madre está el de no saber elegir (cuando ello supone renunciar a lo demás) Por eso no tengo un momento sino tres. Elige tu si quieres...aparta de mi ese cáliz !
    Mis circunstancias desde hace tiempo me llevan a muchos momentos de soledad disfrutada o sufrida...pero voy aprendiendo a encontrar lo placentero.Y si...el silencio esta lleno de sonidos y la soledad de presencias...
    Voy...

    Primer sitio/circunstancia/momento:
    Luz, color, aire revitalizante silencio solo roto por el volar de los buitres. Magia total. Hoces del Rio Duratón (Segovia). Podría volver mil veces...

    Dos...cualquier catedral gótica. Entrar, sentarme, empaparme con su luz y sus sombras...y si ya también suena alguna música...Magia mística de una atea! (Y si encima huele a incienso...me hago eteréa)
    Catedral de León por ejemplo..

    Y tres...El mar...su olor, las olas, el sol, la arena...horas y horas de desconexión !!!
    Siento que blogger no deje comentar con fotos =(

    ResponderEliminar
  2. Una playa, no voy a decir desierta, porque casi no existen, pero una de esas playas en la que la gente respeta los dos metros cuadrados que hay alrededor de mi toalla y los decibelios de su voz tampoco invaden mi área auditiva. Ese instante en que solo se nota el calor del sol, la leve brisa que hace que no sudes y el canto de mar... es esa sensación de paz y tranquilidad en la que deseo que se pare el tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Mar, El Mar Y Tú
      de Octavio Paz

      El mar, el mar y tú, plural espejo,
      el mar de torso perezoso y lento
      nadando por el mar, del mar sediento:
      el mar que muere y nace en un reflejo.

      El mar y tú, su mar, el mar espejo:
      roca que escala el mar con paso lento,
      pilar de sal que abate el mar sediento,
      sed y vaivén y apenas un reflejo.

      De la suma de instantes en que creces,
      del círculo de imágenes del año,
      retengo un mes de espumas y de peces,

      y bajo cielos líquidos de estaño
      tu cuerpo que en la luz abre bahías
      al oscuro oleaje de los días.

      Eliminar
  3. El firmamento, la oscuridad sacudida por infinitos puntos de luz acunados por la Madre esfera. Me provocan introspección y me evocan Inmensidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En dos ocasiones he tenido la oportunidad de disfrutar del momento que tú estás escribiendo tan bien. Una fue durmiendo al aire libre en la Sierra de Cazorla y la segunda fue también durmiendo en una playa en Palma de Mallorca en las dos ocasiones el cielo aparecía tachonado de un increíble espectáculo. Infinitud, introspección. Alfa y omega. Gracias por participar. Me alegra leerte.

      Eliminar
  4. Florencia, me sentí abrumada por tanta belleza a mi alrededor, era el don de tantos y tantos artistas y yo.
    Praga, cálida,preciosa,romántica,bella,íntima y en un barco navegando el Moldava con sonido de jazz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tres preciosas propuestas; si tengo que elegir me quedo con el Moldava y el sonido del Jazz.

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?