Manual de instrucciones de blogscriptum

martes, 4 de febrero de 2014

Por si te has perdido algo...

Historias en 35 mm 
Por dónde vamos...


Se acerca el fin del compromiso que me dí a mí mismo: Historias en 35 mm. Cuatro días, cuatro historias cortas que explican lo que la fotografía no muestra a cualquiera de forma explícita, pero el fotógrafo percibe de manera clara a través del objetivo.


De las cuatro, la primera habla de la vejez, los compromisos sociales, las obligaciones, la indiferencia, el desafecto, y los rituales. El comportamiento humano como una especie de jerarquía de insectos. El fotógrafo entomólogo. Yo lo veo en 150 líneas…creo.




La segunda era fácil: los fotógrafos distinguen, a través de su lente, reencarnaciones en forma de aura, y consiguen captar al animal que todos llevamos dentro, atrapado en un nuevo cuerpo: unos rugen, otros balan. El fotógrafo medium. Algo más de 150 palabras.




Ahora, en el tercero lanzaré una pregunta: ¿y si los fotógrafos ven además el alma? ¿Y si en el alma prevalece siempre el bien? ¿La condición humana es bondadosa por naturaleza?


Comparto un fragmento del libro de Ernesto Sábato: “Informe sobre ciegos”: dos personajes debaten sobre el progreso: si la luz prevalece sobre la oscuridad y si el bien lo hace sobre el mal.



[…] Además, si prevalece siempre el bien ¿por qué hay que predicarlo? Si por su naturaleza el hombre no estuviera inclinado a hacer el mal ¿por qué se lo proscribe, se lo estigmatiza, etc.? Fíjese: las religiones más altas predican el bien. Más todavía: dictan mandamientos, que exigen no fornicar, no matar, no robar. Hay que mandarlo. Y el poder del mal es tan grande y retorcido que se utiliza hasta para recomendar el bien: si no hacemos tal y tal cosa nos amenazan con el infierno.

Y sí tienes razón, este no es un blog fácil, pero tu eres extraordinariamente inteligente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre...¿Quieres decir algo?