Manual de instrucciones de blogscriptum

viernes, 12 de julio de 2013

La lluvia en Oviedo. 5



Capítulo 5

Se levantó desnudo y en silencio. Con un lápiz HB comenzó a escribir en su cuaderno la que sería su última columna para el periódico, o la nota preliminar de su siguiente novela –aún no lo tenía decidido-

Ahora que ya han pasado muchos días -más de los que me imaginaba- Ahora que los ojos se han enturbiado varias veces y renovado otras tantas y vuelto a enturbiar. Que he visto cosas nuevas y viejas y distintas. Que el tiempo y la lluvia han dejado capas delgadas pero indestructibles. Sobre la emoción violenta de los instantes eternos del pasado, advierto una nueva película que comienza. Hermosa y saludable. Se difumina el presente que ya no será angustioso y se sedimentará en el fondo precioso de los recuerdos . Entre vivirlo y escribirlo he vuelto a elegir.
He redescubierto aquella lejanía malva de un atardecer. Reinvento la presencia de nuevas y doradas mañanas soleadas. Presiento unos inviernos más azules y unas calles más blancas, limpias, que señalan en el horizonte la presencia de unas fachadas siempre serenas  y vetustas de Oviedo.
Paradójicamente ahora se recorta todo con la claridad de algo aprehendido en su totalidad. De algo cuyo significado se me antoja diferente. El amor y la independencia son incompatibles, pero yo no he encontrado, en forma alguna, la ternura de la soledad




Nota aclaratoria de Blogscriptum:

Lo que había comenzado a ser un cuento corto está resultando -no sé por qué- en un libro sobre la soledad y la compañía, sobre encuentros y faltas, sobre estar perdidos entre el ruido, la casa llena y lo ordinario. Sobre la pérdida del dominio fácil, el re-encuentro con el alivio y el sosiego.


No sé por qué pero presiento un círculo más amplio en este texto. Una extraña sensación de buscar diferentes miradas sobre la independencia, las invasiones, el tedio y otra serie de enfermedades del alma...

6 comentarios:

  1. Soñar es la esencia. No perder la esperanza. Deja que el sueño acabe bien. O dejale soñando y que el lector elija el despertar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, parece que el sueño es también un círculo de este relato. Carlos salió bien parado, pero faltan personajes y desarrollarlos, y el sueño será un importante nexo de unión. Carlos ha despertado......por fin.

      Eliminar
  2. Increibles Crosby & Nash! Que buenos eran!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me lo parecen y esta mezcla con Simon y Harrison de fondo me parece bestial. Me alegro que te gusten.

      Eliminar
  3. sigue, sigue .... me interesa saber si era sueño o realidad lo que le ha pasado a Carlos. Es decir, lo que sí entiendo es que ha encontrado el camino, pero ¿solo o acompañado?... Carlos ha hecho el "click" que creo que hacemos todos en algún momento de nuestra vidas, pero ¿tiene un objetivo?....

    tengo curiosidad.
    K

    ResponderEliminar
  4. Yo diria que de un dia para otro puede cambiar el cuento, de como con una buena compañia y una ilusión a la que aferrarte tu animo cambia radicalmente.

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?