Manual de instrucciones de blogscriptum

martes, 14 de mayo de 2013

Tengo sed.




Realmente tenía sed. Mucha sed. Han pasado dos semanas desde lo último que escribí. Recuerdo que fue sobre la lluvia. Recuerdo que todo quedó limpio y borrado, simplemente nuevo.  Todo recién estrenado.

Pero tengo sed, demasiada sed. Sinceramente, parece que han pasado meses. Me he mantenido en un suave sueño de la realidad y durante este tiempo, no he existido, no he sido yo, ni siquiera ha existido el propio tiempo.

Anoche me peleaba con las dos últimas ondas del extremo de las cortinas, juntándolas en el centro, acabalando sus bordes. Intentaba, inútilmente, impedir la invasión de la mañana, creando con ellas la frontera entre yo mismo y el mundo. He creído escuchar durante toda la noche el murmullo del eco del aire resoplado por millones de personas, que dormían –como yo- ajenas a todo lo que ocurría en el misterio y la magia del silencio, en su secreto, en medio de su enigma cómplice.

No deseaba dejar pasar adentro el movimiento ansioso y voraz de un nuevo día, que vibra inquieto siempre ahí afuera, llamando violentamente a la quietud de mi conciencia.
Pero siempre consigue invadirlo todo. El primer rayo devorador de la oscuridad y el silencio, la luz que grita recta, entró a tiralíneas, como la franja azul del horizonte que divide un mar plata y aterciopelado de un cielo que apenas alumbra.

Al final del día, de repente, me he vuelto a lo que soy o creo ser. Estaba cansado. He ocultado mi cara entre mis manos y he puesto mis codos sobre el escritorio, a cada lado de mi cuaderno. He cerrado los ojos y me he reencontrado.

Soy peligroso. Tengo un lápiz. Voy armado.

Blogscriptum: Por cierto me vas a perdonar, pero parece que hoy donde llueve, es en mis ojos.



5 comentarios:

  1. Me alegra que hayas vuelto y con ganas de escribir porque por aquí tenemos ansias de leerte.Te hemos echado de menos. Bueno ponte las pilas y a currar en esto un poquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentía enormes ganas de volver a hacerlo. Intenté escribir aquí el proceso de "la inspiración", de cómo surge, de cuál es la manera en que se pone en marcha mi cerebro.

      Eliminar
  2. Y porque llueve en tus ojos ? Acaso es duro volver a la realidad?
    La verdad es que si...algunos te hemos echado de menos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Me emociona, pero en tu caso me revitaliza. Y sí, lloro porque ha sido un trompazo enorme. Una realidad bestial. La iré desgranando en los próximos días, de forma suelta.

      Eliminar
  3. A veces, que llueva en los ojos ayuda a limpiar los restos de polvo y tristeza que se quedan pegados en el alma.
    No sé si ese es el caso, pero si así fuera, quizá podrías intentar ver el lado bueno: se agradece dejar correr las penas para hacer sitio a la alegría... O, cuanto menos, a la serenidad del alma...
    P.S. ¡Gracias por tu retorno! Empezaba a sentir algo parecido al síndrome de abstinencia. Probablemente tus palabras empiezan a ser para mi como una droga... Enganchan, pero sólo tienen efectos beneficiosos. :D
    MJ

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?