Manual de instrucciones de blogscriptum

sábado, 18 de mayo de 2013

Por el ojo de la cerradura


Me gusta contemplar el relato que se intuye en la ropa recién lavada de Sofía, tendida en su cuerda, enfrente de de mi ventana. Me imagino que su corazón  vivió alegre el día anterior, porque vuelan al siguiente, jacarandosas, sus blusas de un malva imposible. Intuyo el lamento de su tristeza cuando sale a firmar su armisticio sobre el papel de su ropa interior blanca, que vuela en el patio, como una bandera triste de rendición.  

Salgo a veces por la noche porque me despierta el sonido de las sombras de sus sábanas colgadas, que se mueven en un pacto de silencio, como bailan las velas encendidas en el fondo de un vaso, lentamente.

Y no es que no me guste la lluvia, que sí, pero es que hace ya varios días que no tengo noticias nuevas de Sofía.



7 comentarios:

  1. Tu relato y el vídeo me provocan sentimientos encontrados...
    Es inevitable (al menos yo no me puedo resistir) 'espiar'. Sobre todo si lo hacemos con alguien a quien hemos querido.
    La sensación de morbo, de conocer o intentar descubrir los secretos de los que nos rodean, es demasiado poderosa... ¡Ni siquiera queremos resistirnos a ella...!
    Aunque las sorpresas son inevitables... y no necesariamente agradables...
    Sin embargo, creo que no quiero dejar de hacerlo... ¡ni siquiera aunque, en ocasiones, duela...! ¡Mi ansia de conocimiento es mucho mayor...!
    Y esta historia es, también, muy poderosa... como tu relato. ¡Gracias!
    MJ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿cómo se llamaba la esposa de Lot?...(Gen 19:17)
      Un saludo MJ.

      Eliminar
    2. Después de investigarlo, debo reconocer que, como en tantos otras ocasiones y con otras muchas mujeres, tampoco sabemos más de la mujer de Lot que su condición de 'mujer de' y su curiosidad... ¡tantas veces calificada como cualidad denigratoria de la mujer!
      Como de tantas otras féminas, tampoco de ella nos ha llegado el nombre...
      ¡Cuán difícil nos resulta a las mujeres que nuestro nombre no caiga en el olvido...!
      ¡Y a mi me gustaría perdurar en el recuerdo... aunque fuera de una sola persona...!
      Un saludo
      MJ

      Eliminar
  2. ESPIAR.. Algo que no tengo control, desde hace mucho tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y que son las redes sociales si no una enorme máquina de espionaje?

      Eliminar
  3. Creo que todos en algún momento hemos espiado, o bien por curiosidad o por aburrimiento. Creo que no es peligroso si no te obsesionas. En ocasiones dar rienda suelta a tu imaginación es bueno y divertido, aunque en ocasiones te hagas una idea equivocada del personaje espiado. Espero la continuación del relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre amr poniéndome en un brete. No había segunda parte de esta historia y ahora, sin embargo, no paro de pensar en Sofía.

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?