Manual de instrucciones de blogscriptum

viernes, 31 de mayo de 2013

Balance.



El único as que a estas alturas guardo bajo mi manga es el pañuelo con el que acabo de limpiarme. A veces me sorprende una lágrima sobrevenida por el rosto, y no creas, no es tristeza, es que simplemente se descuelga de una cuenca que ya no es capaz de contener ni la más mínima gota. No te apures por mi, llega una edad en la que ya no es posible entristecerse por nada; las lágrimas contenidas inútilmente son arrojadas del lugar que ya no les corresponde. Llorar a cierta edad es más triste que la tristeza misma.

¿Y ahora dices que me ando olvidando las cosas hijo? Recordar el nombre de todos y de todo, el vuelo de una abeja y el nombre de cada flor que libaba, el cielo de todos los lugares en los que fui feliz y en los que sufrí. Recordar los ojos de todas las mujeres que se cruzaron con los míos y recordar porqué se cruzaron. Recordar en que momento exacto de mi vida me cansé de ser feliz, sencillamente me resulta agotador.

Llegados a este punto, para mi, la naturaleza discurre distante y ajena, ausente de mi repiración. La vida me mira de reojo, y me resulta enormemente difícil enfrentarme a ella, resulta como una foto de algún antepasado con la vista fija al frente y a la que es imposible rehuirle la mirada.

Sólo te digo algo hijo, te pasarás la mitad de la vida haciendo cosas alocadamente y olvidándolas (lo que seré, tendré, habrá) y la otra mitad gastando el tiempo en intentar repetirlas (lo que fui, tuve, hubo). intenta descubrir cual es el punto exacto del cambio verbal. El balance de la vida.





Blogscriptum: A lo mejor ya sabes que Blogscriptum está creciendo en la medida de sus posibilidades y que puedes localizarme en el formato express en Facebook: Blogscriptum express.
Es otra forma de blogscriptumguear por la red.

10 comentarios:

  1. Siempre adelante. Creciendo mientras se busca el equilibrio.Lo difícil se hace, lo imposible se intenta. Ánimo !!

    ResponderEliminar
  2. Cuando llegue el día en que te des cuenta de que tienes que disfrutar de cada día creo que será demasiado tarde para poder disfrutarlo, creo que esta es la razón del porqué nos aferramos a ella.

    ResponderEliminar
  3. Quiesiera saber, como lo haces... como encuentras tiempo para todo y no solo no te quejas sinó que te enriqueces cuanto más haces. Y además lo disfrutas todo... yo quisiera saber hacerlo, quiero aprender a vivir como tú, plenamente disfrutando de TODO, de lo bueno de lo malo,de tu familia, de tu trabajo, de tus aficiones,de tí mismo... y parece que no solo no te cansas, sinó que emprendes nuevos caminos... Felicidades!!!
    Y tu que decías que K está buscando a K...

    besos
    K

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en esa edad en la que un hombre quiere,
      por encima de todo ser feliz, cada día.
      Y al júbilo prefiere la callada alegría
      y a la pasión que mata, la renuncia que hiere

      Lamento no recordar el autor.

      Eliminar
  4. Días ausente, y me encuentro con esta hermosa y profunda reflexión, llena de serenidad y amor la vida.

    Las empresas nos presentan balances mercantiles, y tú nos haces llegar un balance vital, invitándonos a vivir.

    Gracias por estar siempre ahí... y como dice Willianm Wordsworth, "Deja que la naturaleza sea tu maestra".

    Satur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivir entre las cosas, mientras que el tiempo pasa
      -cada vez menos tiempo para las mismas cosas-
      y elegir las que valen una vida: las rosas
      y los libros de versos, y el viaje y la casa.


      Segunda estrofa del poema arriba señalado.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Lo primero que se me ha venido a la cabeza, al ver el vídeo, ha sido: "Es la metáfora perfecta de la vida perfecta".
    El deseo al que, imagino, aspiramos todos es a poder manejar todas las variables de nuestra vida con la maestría con la que Tobias Hutzler maneja esas varas...
    El hecho de que no logremos ese equilibrio perfecto no debería ser impedimento para seguir intentándolo...
    Y el saber que se puede, un acicate para seguir insistiendo, para no rendirse nunca...
    MJ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora he vivido perdido en el mañana
      -seré, seré, decía- o en el pasado-he sido
      o pude ser, pensaba- y el mundo se me iba.

      Ahora estoy en la edad en la que una ventana
      es cualquier aventura, y un regalo el olvido.
      Ya no quiero más luz que tu luz mientras viva.


      Final de este poema del que no encuentro al autor y que os dedico a los cinco interpelantes.

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?