Manual de instrucciones de blogscriptum

lunes, 22 de abril de 2013

El sueño de Gálmez: Tic -Tac


-¡Qué sonido más desagradable!

Eran las seis de la mañana y acababa de estallar la rutina.

-Hoy será tu último graznido, truhan.

Despertó –sólo de cuerpo- con un claro plan pero un montón más de ideas desordenadas, confusas. Notó la hiriente  presencia de su cuerpo por un dolor abrasador en la boca del estómago, seguramente de haberse pasado la noche soñando en el anhelo de la víspera. Los sueños, a falta de ilusiones, eran su único refugio. Como todas las noches, se quedó dormido terminando de leer las últimas letras de la página ciento treinta y seis de su único libro -cuyo héroe ,Ignatius, le inspiraba una inevitable simpatía- con el dedo pulgar metido entre las páginas, un espía rechoncho inmiscuido entre las hojas,algo así como un voyeur digital


Ignatius estaba al fin vertical sobre la larga mesa, sujetando la sábana enrrollada sobre la pelvis, para ocultar a su público el hecho de que, durante el proceso de carga y descarga, se había sentido un tanto estimulado.   

Gálmez detestaba la lectura de lo nuevo y siempre volvía al mismo libro. Se encontraba más a gusto en el tedio (tic-tac, tic-tac) de lo conocido que en la incertidumbre de la sospecha.

Entre sus pies recién bajados de la cama y la alfombra, nada más que un suelo desnudo y frío, una estepa siberiana que no apetecía recorrer. Lanzó el dedo meñique derecho -lo más lúcido que tenía su cuerpo en ese momento- a través del agujero del calcetín  en busca del zapato negro y desgastado, que abría tanto la boca como él, dispuesto a recibir al primer pie. 

-Nunca el izquierdo, nunca el izquierdo, Gálmez. No hay porqué empezar mal el día. Menos, este día.


8 comentarios:

  1. Necesito un poquito más para poder imaginar un final.
    Me gusta el vídeo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo se cuece en mi cabeza, lo que me gustaría es que fueseis imaginando una historia en la vuestra y....proponiéndola.

      Eliminar
  2. Perdona mi atrevimiento Enrique por elegir esta historia para haceros llegar este poema de Andrés Trapiello, con el que desearos un ¡Feliz Día del Libro!.

    GOLONDRINAS

    Entre los muchos dones que el verano
    nos deja cada año (el olor del rocío
    antes que salga el sol, el de la tierra
    antes de la tormenta, las higueras
    perfumando su sombra como un postre,
    las dos o tres esquilas misteriosas
    que cada noche se oyen a lo lejos
    respondiendo a su modo a las estrellas
    con sincopada plata), entre tantos regalos,
    el de las golondrinas es tan grácil
    que se nos da ya envuelto con los lazos
    que en sus vuelos dibujan ellas mismas.

    Qué alegría la suya sobre el agua
    describiendo la cinta de Moebius
    al tratar de beber a la carrera,
    qué modo de de valsar infatigables,
    qué diestras sus mañanas, qué crepúsculos.

    Luego se van como vinieron, súbitas,
    deshaciendo sus lazos como hacen
    medio en sueños los magos con sus trucos,
    sin dejar en el aire el menor rastro.

    Estos versos son eso, sólo un giro
    con otros que fui dando,
    antes que las dos nadas con suavidad se deshagan
    en la cuerda del cosmos el nudo de mi vida.

    Andrés Trapiello.
    Segunda oscuridad. Editorial Pre-Textos.

    ¡Seguimos encontrándonos!

    Satur

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estos encuentros, como tú dices, están resultando la mar de enriquecedores...Es un día importante. Cada día hay un recuerdo, homenaje o celebración de algo, pero hoy es uno de esos días de gran importancia. Leo a Fernando R LaFuente que publica hoy en ABC: No son tiempos estos para elucubraciones tan conmovedoras, no está el ambiente para exquisiteces, pero, quizá por ello, es el tiempo de reconocer, más que nunca, al libro hoy y mañana y pasado mañana como una de las más grandiosas bellas artes. El majestuoso e irrenunciable arte de soñar. Nada menos.

      Y leo esto que hoy cuelgas y compartes y escucho el discurso de Caballero Bonald y creo en , efectivamente, "la potencia consoladora" de la poesía, tan necesaria en un mundo como el actual, "asediado de tribulaciones y menosprecios a los derechos humanos"


      Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡¡¡¡Feliz día de Sant Jordi!!!! , desde una Barcelona, llena de rosas y puestos de libros... uno de mis días favoritos del año para pasear y comprar libros.
    K

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca lo viví (en los dos años de allí), supongo que por que "tiraba" para la meseta, pero sé que debe ser algo muy especial en Barcelona. Espero que lo hayáis disfrutado...mal día de fútbol, sin embargo. Un beso.

      Eliminar
  4. Se me ocurre que a este personaje no le gusta nada la improvisación, es un maniático y debe estar todo el día enfurruñado. Cualquier final debería ser mejor que su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿ya se vislumbra tanto?...¿es cierto que es un malasangre?, ¿Por qué?, ¡qué gracia!...sigue sigue, que no van por ahí las cosas, pero....me gusta tu visión de Gálmez. ¡Pobre!

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?