Manual de instrucciones de blogscriptum

jueves, 7 de febrero de 2013

Nómadas de la vida



El sencillo gesto de cortar el cordón nos pone en el camino. Somos nómadas desde el minuto uno del nacimiento. Buscamos inicialmente el calor de nuestra madre y luego afrontamos la vida en la condición de infatigables exploradores: el alimento de cada día, el trabajo que nos realice, la persona con la que compartir la búsqueda del día siguiente.
Buscar, buscar, buscar. Salir a la calle una mañana decididos a encontrarnos de frente con nuestro futuro, y mirarlo a la cara y enseñarle los dientes. Y apenas has creído que lo hacías, que le habías vencido, cuando te das cuenta que debes seguir peregrinando , en un eterno camino de búsqueda incesante. Y ese es el misterio, y no otro. Se representa en nuestra vida el resumen de  nuestra especie. En la condición del individuo itinerante está representada la Humanidad, buscadora entera, desde sus orígenes, desde que salimos de aquella caverna; la auténtica relación entre el individuo y su especie, es su eterna condición de nómada.



Del sueño de mi larga noche desperté a medio-día bajo los focos del quirófano de un hospital en las afueras de Londres. Lloré y rabié de miedo hasta que la luz cejó y las manos de plástico de la enfermera me soltaron. Y quedé así, aturdido y expectante frente al mundo que empezaba, en un desierto de silencio y espera. Nadie me preguntó de dónde había venido y cuando quise acordarme lo había olvidado. El deseo de recordar me persigue desde entonces.

Diario de un recién nacido, Antich Arpag




2 comentarios:

  1. Es cierto nuestro afan de seguir buscando sitios y cosas mejores, pero tambíen es verdad que muchas veces no solo somos nosotros quién nos lo imponemos sino nuestro entorno. A mí me gustaría que nadie me obligara a seguir buscando un lugar mejor, quisiera que mi espiritu fuera el que eligiera que hacer en cada momento, cosa harto dificil en estos tiempos.

    ResponderEliminar
  2. Colgaré luego un buen video...al menos interesante para la reflexión.

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?