Manual de instrucciones de blogscriptum

miércoles, 27 de febrero de 2013

Mientras haya un yo.




Aún existe espacio más acá de la última frontera, millones de kilómetros hasta el límite. Hay maneras de no instalarse en la incierta inercia de existir; es posible vivir. Se trata de hacer de la vida un interludio amable, distraer el tedio, entretener la aflicción abriendo las puertas a la armonía, reservando espacios sensibles para la contemplación y la reflexión. 

Consiste en compartir sentimientos que se expresan en el milagro de una sonrisa, apelando a una melodía a una fotografía  o al lirismo de cualquier lectura.
Mientras habitemos el tiempo y el misterio de los días que encierran un color, un abrazo o un susurro; mientras seamos suficientes para alguien, mientras alguien o algo sea necesario para nosotros. 

Sin invocar a ningún dios, sin solicitar la ayuda de ningún héroe. Mientras haya un Yo habrá un Nosotros.


10 comentarios:

  1. Yo lo intento con todas mis fuerzas y espero servirle a alguien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El espacio que te rodea, el inmediato, es un reducto de armonía. Estoy seguro. ¿A qué esperas para el gran big-bang de tus capacidades?
      Estoy absolutamente seguro de que muchos te necesitan amr.
      ¡Basta ya de dudar de nosotros!

      Eliminar
  2. El otro dia, la profesora preguntó a todos los niños de la clase de mi hija de 6 años, qué era aquello sin lo cual no podrían vivir... hubieron respuestas de todo tipo: "el colegio", " la Nintendo", "el agua".... Paula (mi hija), me explicaba muy ofendida que como era posible que alguien dijese "la Nintendo".... mientras ella argumentaba su enfado, yo me reia por su reacción,y entonces le pregunté que habia dicho ella. Y aqui viene el orgullo de madre y la relación con tu escrito. La respuesta de Paula fue: "pues yo he dicho que no podría vivir sin mis padres" .... ¿te imaginas mi cara, verdad? Pues para ella era algo muy obvio, simple, lógico y nada sentimental... mientras seamos suficientes para alguien, mientras alguien o algo sea necesario para nosotros. Sin invocar a ningún dios, sin solicitar la ayuda de ningún héroe. Mientras haya un Yo habrá un Nosotros.

    K


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente el camino que conduce a la felicidad no es tan estrecho ni sinuoso. La senda la marcamos entre todos. Paula me ha dado hoy el sentido al que apelo en esta entrada y ha hecho del día un espacio más amable. Sin apelar a grandes gestas, sin pedir sangrantes compromisos. Mis historias, nuestras historias, las historias de todos, las que escribimos y las que vivimos, son cálidas y Paula es un ejemplo de un color: a mi me parece malva. Vaya vd. a saber porqué.
      En cualquier caso podemos confiar en la humanidad, yo también tengo dos "Paulas": 2+1 = 3. Ya son multitud.
      Estoy hasta las pelotas de lamentos. ¡Construyamos!.

      Eliminar
  3. Si nos construimos por dentro seremos capaces de construir por fuera... yo estoy en ello dia a dia.
    Felicidades por tus "Paulas" seguro que son el motor de tu "construir"....
    Por cierto, si me tuviese que asignar un color a mi misma seríá el Violeta, por lo tanto es muy probable que paula sea Malva... porque yo creo que en un tiempo también lo fui.

    Intentaré seguir construyendo en voz bajita y sin darle publicidad para que los envidiosos y destructores que son incapaces de construir, no se den cuenta... ellos solo luchan por lo material... y que sigan así... sshhh!! no los distraigais ... ellos creen que lo suyo es importante...

    Bsos

    K

    ResponderEliminar
  4. La lectura de esta maravillosa "entrada" me ha hecho acordarme de una reflexión de Teresa Guardans en su libro La Verdad del Silencio, y que reproduzco a continuación, como homenaje a tu trabajo callado:

    " Asombrarse: hay quien va por la vida viéndola, dejándose sorprender por la existencia. En ese asombro se fundamenta la razón poética, la experiencia estética".

    Satur

    ResponderEliminar
  5. Menuda hora de regalo sumergida en la lectura entradas por leer.
    Tenía, y aun me quedan muchas pendientes.
    Cansada de darle al me gusta , me detengo. Demasiada belleza por hoy.
    Empiezo a contraer ese misterioso síndrome que asalta a ciertos visitantes de la ciudad de Florencia y que lleva por nombre "Stendhal".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cielos....me preocupa, terminarás por aborrecerme por sobredosis. Un enorme y cariñoso beso. ¿Valencia?....

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?