Manual de instrucciones de blogscriptum

lunes, 4 de febrero de 2013

Arriba en la cofa...




Con la partida del ballenero del puerto, la cofa viene a ocuparse por un marinero de forma continua.  Por turnos todos van pasando. Ya sea en galerna o con la mar en calma, desde el primer momento y aunque queden miles de millas hasta llegar a la teórica zona de caza, allí está el vigía, dispuesto a anunciar el resoplo del Leviatán. Sin él, nuestro viaje carece de sentido.

Atrás quedaron los días de grandes epopeyas. Lejos están los recuerdos de gestas. Hoy nadie con valía vela ya en la cofa. Ascendieron gentes sin vida, hombres de piedra, hierro y bronce. Son incapaces de señalar cualquier aparición insólita. No advierten más que la presencia de una dura tempestad, visible por cualquiera, cernida ya sobre nuestro barco, sin dar un solo consejo a la desolada cubierta; no son capaces de penetrar en la densa bruma del futuro. Conducen desde allí arriba al barco a riscos y bancos evitables.

He decidido cantar y beber.

Beberemos esta noche con corazones livianos para amar, alegres y ágiles como las burbujas que nadan al borde de la copa y se rompen en los labios cuando los tocan.

Media noche ya. Todos durmiendo. Me siento apoyando la espalda en el trinquete. En el Castillo de Proa se oye el repiqueo de la campana. Mi alma comienza a estar vencida ¡Es un tormento insuperable! ¡Qué locura es esta que ha destruido toda razón!





Nota bene: 
Blogscriptum utiliza referencias de Herman Melville de Moby Dick porque se siente en estos momentos como Starbuck que, abrumado y en el ocaso del día, apoyado contra el palo mayor, reflexiona sobre la sinrazón en la que se haya envuelto, 
Ah, veo muy duramente mi mísera función: obedecer rebelándome y, lo cual es aún peor, odiar con un asomo de piedad.

¡Qué disparate de barco! ¡Qué locura de País!

4 comentarios:

  1. Tienes suerte, siempre que tu espiritu está tocado encuentras un referente para enfrentarte al desconsuelo o a la irritación. Hoy tu has sido mi pañuelo y según las personas más cercanas a mí la inyección de moral ha sido estupenda. GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro...siempre hay motivos para seguir luchando. No cejes , el lamento sin acción es pura palabrería, política 2.0. Ná de ná.
      Se puede hacer mucho en el entorno inmediato ¡ánimo!.
      Construir una sociedad mejor empieza por la política del salón, la más cercana, nuestros actos hablan más alto que nuestras palabras.

      Eliminar
  2. Tu blog, Enrique, es refugio y puerto seguro, que, en algunos momentos nos sacude y, en otros, nos acoge y abraza.

    Saturnino Peña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme si te digo que lo es para mí más que para vosotros. A pesar del trabajo, que en estos días de Congresos y preparación de comunicaciones es mucho y muy intenso, es un disfrute inmenso sentarme a escribir. Me relaja y me permite evadirme. Te agradezco que sigas por ahí. ¡Qué estupendo Tomás Segovia!, me ha inspirado mucho.

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?