Manual de instrucciones de blogscriptum

jueves, 10 de enero de 2013

Primer principio de la termodinámica...


¡Se que responde a un absurdo lío mental de este blog! Pero he llegado a la conclusión de que la demostración de sensibilidad cumple más  las leyes del mercado que el primer principio de la termodinámica

A saber, el derroche de sensibilidad por encima de tus posibilidades puede llevarte a padecer una burbuja sentimental. La sensibilidad no es infinita y su uso sin retroactividad, sin correspondencia,  resulta por agotarla. La sensibilidad no se trasforma en nada sin retroalimentación del sistema, se destruye, se consume. El  primer principio de la termodinámica de la sensibilidad debería cumplirse habida cuenta de que esta se produce y actúa en un sistema cerrado de relaciones sentimentales. Pero no es así. Al final, si no te ves correspondido en tu derroche, si pides a cuenta lo que no tienes, si vas gastando sin ingresos, estarás hipotecado de por vida, afrontarás un interés inasumible, tu crisis estará asegurada. Luego negarás que necesites un rescate pero el daño ya estará hecho.

Entonces como el Capitán Ahab, aislado e inaccesible, vivirás en el mundo como el último oso feroz que habitó el Missouri ya civilizado. Y así, sepultado en el tronco de un árbol hueco pasarás el invierno chupándote las zarpas, y tu alma en su vejez tempestuosa y aullante, encerrada en el tronco hueco de tu cuerpo, se alimentará con las tétricas garras de su melancolía.

Homenaje a Herman Melville en Moby Dick, capítulo XXXIV

5 comentarios:

  1. Te diría que tienes razón...pero se que no. Cuando parece que te has consumido del todo. Cuando ya solo eres cenizas....vuelve a surgir la magia que te hace renacer brillante y expléndido. El Fenix muere para renacer con toda su gloria.

    ResponderEliminar
  2. UF.. estamos jodidos, solo falta que te saquen un ojo, lo restrieguen por la arena y vuelvan a meterlo en la oquedad. Lo primero para qué están los amigos?: para que el que esta bajito le agan reir y suba la moral, para desahogarte por los dias malos, para que te escuchen bueno y para un montón de cosas más. Y de lo de acabarse la sensibilidad, la amabilidad y todas las dad... que quieras no me lo creo y menos de ti; además, siempre has personas que están dispuestas a que los demás les traten con cariño y sensibilidad. Un beso fuerte y arriba el ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Dios ! ayer baipas con v y hoy hagan sin h.....voy a tener que ir a la escuela otra vez .

    ResponderEliminar
  4. Pues seré derrotista, pero yo estoy de acuerdo en que si la sensibilidad no es recíproca se agota, o más bien se transforma y se vuelve dura e inflexible y ese "callo" es difícil de limar... lo sé por experiencia... y por esa misma experiencia he aprendido a "dosificar" la sensibilidad. Lo sé, lo sé, no liga mucho la sensibilidad con la racionalidad, pero es menos agotadora. Ahora bien, si quien agota tu sensibilidad es alguien que se supone que te quiere, entonces hay dos opciones: hablar con esa persona o prescindir de ella... duro pero necesario... (por desgracia para mi, también lo sé por experiencia)... a fin y al cabo, la persona que SIEMPRE te acompañará serás tú mismo y es importante guardar un poquito de sensibilidad (amor) para uno mismo.
    Sea lo que sea ánimos y recupera energía con los abrazos y besos de tus niños, eso sí que es sensibilidad y recarga las pilas.
    K

    ResponderEliminar
  5. Pero ¿qué os pasa a todos?, Si yo estoy bien...¡Que era sólo una reflexión!

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?