Manual de instrucciones de blogscriptum

miércoles, 30 de enero de 2013

Miedo del miedo que da.


A ver como lo digo...

Miedo a perderse algo, miedo a perder algo
Miedo a haber estudiado una carrera equivocada, miedo a abandonar los estudios.
Miedo a los estudios Universitarios, miedo a no cursar estudios.
Miedo a ser becario toda la vida, miedo a que se acabe la beca.
Miedo de acabar en el empleo equivocado, miedo a no encontrar empleo.
Miedo al jefe, miedo a ser alguien que le tiene miedo al jefe.
Miedo a hablar demasiado, miedo a decir muy poco
Miedo a dar una impresión negativa, miedo a no dar ninguna impresión.
Miedo de tener demasiado trabajo, miedo de no tener trabajo.
Miedo a las condicioes inestables, miedo a caer bajo la rueda
Miedo a los retos, miedo a no tener ningún reto que asumir.
Miedo a fracasar, miedo al éxito.
Miedo al síndrome del quemado, miedo a aburrirse.
Miedo a la negociación salarial, miedo a que no haya ni negociación.
Miedo al compromiso, miedo a no llegar nunca a él.
Miedo a la dependencia, miedo a la independencia.
Miedo a ser padre o madre, miedo a no serlo nunca.
Miedo a ser como nuestros padres, miedo a tener menos que nuestros padres.
Miedo a  ser un pijo, miedo a no permitirse nunca una propiedad.
Miedo a perder el tiempo, miedo a no haberlo intentado jamás.
Miedo a parecer una puta, miedo a no parecer algo sexy.
Miedo a aparecer un cobarde, miedo a comportarse como un imbecil.
Miedo a intentarlo y fracasar, miedo a no haberlo intentado

Miedo a convertirse en un adulto, miedo a no conventirse nunca en un adulto.

Extracto del libro Dejad de LLoriquear de Meredith Haaf, publicado por Alpha Decay.

Esta generación que comparto (nacidos entre los 60 y los 70) se ha llenado de indignados de tres al cuarto y decepcionados de casi todo, y eso es estupendo porque estamos gestando una generación (nacidos entre los 80 y los 90) que viene en una avalancha cargada de inseguridades, de esquizofrenia conductual y de MIEDOS.

Lo estamos haciendo....muy bien.


1 comentario:

  1. Mea culpa". Sí, efectivamente creo que los hemos sobreprotegido tanto que no están preparados para enfrentarse a estas dificultades, sinsabores y contratiempos que estamos padeciendo.Pero más tarde o más temprano quedarán solos ante sus miedos y tendrán que superarlos.

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?