Manual de instrucciones de blogscriptum

domingo, 16 de diciembre de 2012

No words...



Solos, en la sombra de su sombra,
noche encendida donde reina la paz,
surge entonces el brazo de Dios
que mueve los pinos,
es el tiempo feliz.
Regresarán los emisarios
de la hora crepuscular
que invita al desamparo,
a recordarnos que el día venidero es cosa nuestra
soplando en nuestros ojos
su viento sucio y polvoriento
que ansía nuestras lágrimas,
para vivir fatalmente embarazados
de dudas y desgarros
en el páramo en que penamos cada día.
Pero sé que valió la pena el esfuerzo,
tendidos cara arriba a la esperanza
renegando los susurros,
abdicando de temores
combatiendo ferozmente,
pues sé que hicimos bastante
sin querer partir
sin fugarse a ningún sitio.


Con amor infinito a los padres que sufren...


4 comentarios:

  1. No quiero ni imaginar la tristeza y la desesperación de esos padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es necesarioo y bueno imaginarlo para, entre otras cosas, disfrutar de lo que tenemos y saber lo que debes cuidar.

      Eliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?