Manual de instrucciones de blogscriptum

jueves, 29 de noviembre de 2012

No tengas miedo




Escribo desde el filo de este día, donde pierde cuerpo lo palpable. Escribo hacia afuera y os convoco, resto del mundo, periferia, hombres todos.
Hoy la ciudad parece con el frio una mano tosca y cerrada. El ayer reverdece sólo en la memoria y debajo de otros versos, recordamos ahora el beso que nos dimos, el abrazo como heraldo del previsible olor del adiós, siempre injusto.
Escribo sin haber llegado el alba todavía, donde encuentran las sombras argumentos y justifica la luz su retirada. Todo parece oscuro y la orfandad del alma es una puerta abierta en el rincón preciso de nuestro sufrimiento.

Era la época feliz -me dices tu al oído- orábamos despacio. Se apresuran con violencia otros labios a advertirme que es necesario olvidar, que la alegría fue un milagro que el tiempo no renueva. Parece haber mar montañosa y cielos despeñados, estallidos de luz y lengua espumosa en las olas, que revelan un universo en gresca, gesticulante, rebelado. Las cenizas parecen más amargas en esta noche encendida, cuando los labios lloran la pasión de la amargura y los ojos secos se apagaron, cansados de verter por el balcón sus aguas sucias.

Pero hoy me quiero colar en vuestra casa, vivir intensamente este momento, siempre de piel para fuera. ¡Levanta! sacrifiquemos cuanto antes toda duda. Gritemos potentes la convicción final de ser nosotros. Yo abriré paisajes por ti esta noche, a través de la bóveda del cielo. En nuestra mano sólo descansará el oleaje del tiempo que venido en calma suave, párvulo, nos lamerá como amante la vida en los tobillos. No tengas miedo, ven, mira. Cuando mires hacia atrás en este día, no verás ya una mañana de niebla. Vamos, respira. Somos muchos, somos todos.

No tengas miedo. No lo tengas.






5 comentarios:

  1. Lo leo desde el filo de este día...lo leo sin respirar hasta el final. Y respiro porque me lo recuerdas. Escucho luego la canción y vuelve la apnea...

    "Esta es la canción de canciones
    Una vez tuve una extraña rosa
    Esa fue azul
    El crudo invierno la mató
    Y robó mi flor ..."

    Vuelvo a leer para que me recuerdes que tengo que respirar.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaria no tenerlo pero no veo la salida. Sé que somos muchos pero también sé que ellos aunque pocos son muy poderosos.´No quiero violencia, me aterra, pero no sé como acabar con ellos.

    ResponderEliminar
  3. El miedo es necesario como proceso de adaptación al cambio, para bien o para mal...todo cambia constantemente y nosotros también cambiamos, y cuando nos sitúan en un escenario que nos parece ajeno, temblamos, nos tambaleamos y tenemos miedo, pero luego misteriosamente resurge de nuestro interior una fuerza que nos inunda de energía para subir o para caer...

    ResponderEliminar
  4. En algún sitio leí (pido perdón porque no recuerdo quien lo escribió ni donde lo lei)algo asi como que, había que saber disfrutar de todas las emociones para vivir intensamente y ser en definitiva feliz. Hay que tener miedo y ser conscientes de que se tienes miedo, de esta manera sabrás disfrutar de la calma. Se tiene que hacer lo mismo con el hambre, la ira, el placer, la alegría, la tristeza, etc... no hay que cerrar los ojos y desear que pase, hay que abrirlos y situarse en cada una de las emociones y así tendremos una vida plena y disfrutaremos de ella.
    K

    ResponderEliminar
  5. Sí, somos muchos, tenemos que vivir sin miedo. Un abrazo, Enrique

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?