Manual de instrucciones de blogscriptum

lunes, 30 de julio de 2012

Unas nubes y un poema




Ya existían esas nubes

quietas hoy sobre nosotros
desde el origen de todo,
antes incluso que aquel instante
de promesas olvidadas
bastante más acá del para siempre.

Lo que somos 
Lo que fuimos

Las manos que sellaron
ese instante, fracasaron.
Pálidas, pequeñas, tibias
no conocen ahora la memoria;
quizás percibía yo en ellas
un tenue olor a hierbabuena

Lo que hacemos
Lo que hicimos 


Hace un año, por estas fechas, descubrí que las nubes en Nuevo Méjico (EEUU), parecen pender del cielo, expuestas así, premeditadamente hermosas y densas, dispuestas para ser soñadas.
También descubría a Matthew Andrae, en las calles de Santa Fe, con sólo su voz y una guitarra, sencillas y premeditadamente hermosas también.

Recupero ahora un texto que guardaba y una música que descubrí.




1 comentario:

  1. No sé si es solo percepción mía, ó, quizás nos pase a todos, pero mirando a las nubes parece que el tiempo se detiene, no hay nada más, eres tú y las nubes, vienen a mi cabeza recuerdos fugaces, llega la paz, la tranquilidad que te dá en ocasiones la soledad. La musica es muy relajante, dá sosiego. Gracias por pensar en todos nosotros, y si no es mucho abusar sigue haciendolo.

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?