Manual de instrucciones de blogscriptum

viernes, 29 de junio de 2012

Esperanza Aguirre miente.

¡No más mordazas!


Existen algunos sectores de la sociedad que tienen una responsabilidad social extra adquirida. Sin duda de ningún tipo, el personal sanitario, el directamente implicado en los cuidados y promoción de la salud, es uno de ellos. Los otros dos son los educadores y los jueces.
La educación , la justicia y la sanidad, sin perjuicio de otros sectores sociales de vital importancia, son las áreas desde las que tiene que nacer, renacer diría yo, una nueva sociedad civil. Nuestra responsabilidad social nos obliga a deslegitimar políticamente a los dirigentes que, amparados en principios falsos, agazapados tras la mentira necesaria para justificar sus actos, atentan contra la sociedad a la que nos debemos. 
Es imprescindible que exista un movimiento social de deslegitimación política que debe estar basado en la denuncia sistemática de la mentira desde la cualificación técnica y la formación, especialmente desde estos sectores de la sociedad que detentan una responsabilidad social añadida. 
Curiosamente es sobre estos tres sectores sobre los que la clase política está lanzando su mas fiero ataque, en una clara maniobra de descrédito social, desmotivación y desincentivación. Controlados estos tres sectores críticos, el control sobre el resto y la impunidad, está garantizados. 
Han finalizado tres jornadas de huelga de Médicos en Madrid y no se ha conseguido trasmitir el origen y la justificación de la misma. Efectivamente se trata de un conflicto laboral, en superficie, pero en el fondo de lo que se discute es de una propuesta manifiestamente abierta de demoler el sistema sanitario público desde la desmotivación de sus trabajadores pasando por la reducción de prestaciones, que hasta hace solo unos meses se consideraban como derechos incuestionables con los que se hacía campaña política. Finalmente y tras estas dos maniobras se advierte un claro movimiento que trata de enriquecer a un sector empresarial privado próximo a estas esferas políticas dirigentes. 
No se trata de hacer un sistema más eficiente, se trata de una estrategia de acoso y derribo de lo que existe. Con esta excusa, hacer más eficiente el sistema, la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid decide incrementar el número de horas de trabajo de sus médicos. Como se advierte que la puesta en marcha de esta norma traerá como consecuencia un aumento del gasto (tanto más veo, diagnostico y trato, tanto más gasto), se decreta que las horas extraordinarias que me obligan a trabajar, sean transformadas, mediante una milagrosa conversión, en dinero que me detraen de mi sueldo. Es decir, no me permiten aplicar la norma que ellos consideran necesaria para hacer más eficiente el sistema, trabajar.
Del principio mentiroso de mayor eficiencia nace en realidad la maniobra: reducción de salario inmisericorde. No les importa el paciente, de ser así me dejarían ver más enfermos, curar a más gente, aliviar más sufrimiento. No se trata, por lo tanto, de protestar por la reducción de nuestros ingresos a través del argumento de la necesaria contribución a la salida de la crisis desde nuestro papel de servidores públicos, por medio de la reducción del gasto, mediante el ahorro en nóminas. Se trata de denunciar el uso MENTIROSO de un discurso que por burdo queda deslegitimado. Creo firmemente en la oración de Maimónides, fuente de inspiración de mi trabajo. Creo firmemente en mi responsabilidad social adquirida y por eso tomo con gusto la bandera de la deslegitimación política. 

Esperanza Aguirre, a través de su Consejero de Sanidad, MIENTE

Enrique de la Peña Zarzuelo 
Doctor en Medicina y Cirugía.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Confundimos derechos con objetivos.

      El derecho a la sanidad publica y de calidad debería ser UNIVERSAL, al igual que la educación, la alimentación la justicia y la vivienda, incluso el DERECHO A LA ALEGRÍA.

      De todas ellas tan sólo la ALEGRÍA es la única gratis y se consigue a través del AMOR.

      No existe crisis, ahora alguno de los países que antaño tan sólo lloraban empiezan a recortar desigualdades, que nosotros bautizamos como crisis, pero el balance siempre es cero, en global cobro y pago es cero. Mi empresa hoy ha cobrado 1,6 millones, otras no han aguantado, miles, MILES, de personas que necesariamente atendían el engranaje de la SANIDAD están en paro. MILES.


      Vuelvo al origen, ¿Qué sanidad queremos?, será nuestro objetivo, al igual la vivienda, la educación o la justicia.

      Todos gestionemos mejor y busquemos la ALEGRÍA, único derecho incuestionable, a la que se llega tan sólo a través del amor, eso implica no olvidar a los que sufren con iguales derechos a los nuestros

      Eliminar
    2. Por eso esta entrada de hoy va precedida de la oración de Maimonides que es un compendio de...Amor. Correcto estoy deacuerdo contigo somos responsables también de promover la ALEGRIA desde nuestra propia actitud. Hay muchas más cosas por las que estar ALEGRES, más LUZ que SOMBRAS. Algunos somos capaces de trasmitir esa alegria y creeme que resulta más contagiosa que la TRISTEZA. Quiero la Sanidad que nos podamos permitir pero quiero que no me ENGAÑEN.

      Eliminar
  2. El reparto de las cargas es opinable, el ajuste es imprescindible. el objetivo la calidad y la universalidad, el modelo cual sea, justo y eficiente.

    MENTIR NO ES ADMISIBLE. Los dos tenemos colección de engaños. Creo en los políticos y los necesitamos, debemos eliminar a los tramposos, pero los hay vocacionales, generosos y honrados, cerca tenemos a alguno que le toca sufrir, estemos a su lado y ALEGRES.

    Denunciemos el engaño y gestionemos mejor.

    La medicina y la arquitectura, ARTE Y CIENCIA, están en la esencia de la necesidad.

    La arquitectura es arte cuando perfecciona el paisaje, la obra perdura y el autor desaparece sin implicarse con el usuario.

    La medicina, arte efímera se implica y fracasa porque la salud siempre se agota, pese a ello el MEDICO se afana, lucha, PADECE.

    Tengo el orgullo de servir de engranaje a estos servidores públicos, pacientes, honrados, cultos, en su mayoría ALEGRES. Les tengo por amigos.

    Felices vacaciones.

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?