Manual de instrucciones de blogscriptum

viernes, 29 de junio de 2012

Esperanza Aguirre miente.

¡No más mordazas!


Existen algunos sectores de la sociedad que tienen una responsabilidad social extra adquirida. Sin duda de ningún tipo, el personal sanitario, el directamente implicado en los cuidados y promoción de la salud, es uno de ellos. Los otros dos son los educadores y los jueces.
La educación , la justicia y la sanidad, sin perjuicio de otros sectores sociales de vital importancia, son las áreas desde las que tiene que nacer, renacer diría yo, una nueva sociedad civil. Nuestra responsabilidad social nos obliga a deslegitimar políticamente a los dirigentes que, amparados en principios falsos, agazapados tras la mentira necesaria para justificar sus actos, atentan contra la sociedad a la que nos debemos. 
Es imprescindible que exista un movimiento social de deslegitimación política que debe estar basado en la denuncia sistemática de la mentira desde la cualificación técnica y la formación, especialmente desde estos sectores de la sociedad que detentan una responsabilidad social añadida. 
Curiosamente es sobre estos tres sectores sobre los que la clase política está lanzando su mas fiero ataque, en una clara maniobra de descrédito social, desmotivación y desincentivación. Controlados estos tres sectores críticos, el control sobre el resto y la impunidad, está garantizados. 
Han finalizado tres jornadas de huelga de Médicos en Madrid y no se ha conseguido trasmitir el origen y la justificación de la misma. Efectivamente se trata de un conflicto laboral, en superficie, pero en el fondo de lo que se discute es de una propuesta manifiestamente abierta de demoler el sistema sanitario público desde la desmotivación de sus trabajadores pasando por la reducción de prestaciones, que hasta hace solo unos meses se consideraban como derechos incuestionables con los que se hacía campaña política. Finalmente y tras estas dos maniobras se advierte un claro movimiento que trata de enriquecer a un sector empresarial privado próximo a estas esferas políticas dirigentes. 
No se trata de hacer un sistema más eficiente, se trata de una estrategia de acoso y derribo de lo que existe. Con esta excusa, hacer más eficiente el sistema, la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid decide incrementar el número de horas de trabajo de sus médicos. Como se advierte que la puesta en marcha de esta norma traerá como consecuencia un aumento del gasto (tanto más veo, diagnostico y trato, tanto más gasto), se decreta que las horas extraordinarias que me obligan a trabajar, sean transformadas, mediante una milagrosa conversión, en dinero que me detraen de mi sueldo. Es decir, no me permiten aplicar la norma que ellos consideran necesaria para hacer más eficiente el sistema, trabajar.
Del principio mentiroso de mayor eficiencia nace en realidad la maniobra: reducción de salario inmisericorde. No les importa el paciente, de ser así me dejarían ver más enfermos, curar a más gente, aliviar más sufrimiento. No se trata, por lo tanto, de protestar por la reducción de nuestros ingresos a través del argumento de la necesaria contribución a la salida de la crisis desde nuestro papel de servidores públicos, por medio de la reducción del gasto, mediante el ahorro en nóminas. Se trata de denunciar el uso MENTIROSO de un discurso que por burdo queda deslegitimado. Creo firmemente en la oración de Maimónides, fuente de inspiración de mi trabajo. Creo firmemente en mi responsabilidad social adquirida y por eso tomo con gusto la bandera de la deslegitimación política. 

Esperanza Aguirre, a través de su Consejero de Sanidad, MIENTE

Enrique de la Peña Zarzuelo 
Doctor en Medicina y Cirugía.

Oración de Maimonides


Oh Dios, llena mi alma de amor por mi arte y por todas las criaturas. Que no admita que la sed de ganancia y el afán de gloria me influencien en el ejercicio de mi arte, porque los enemigos de la verdad y del amor de los hombre podrían fácilmente hacerme abusar y apártame de hacer bien a tus hijos. 

Sostén la fuerza de mi corazón para que esté siempre pronto a servir al pobre y al rico, al amigo y al enemigo, al bueno y al malo. Haz que no vea en el hombre más que al que sufre. Que mi espíritu se mantenga claro en el lecho del enfermo, que no se distraiga por cualquier pensamiento extraño, porque grandes y sublimes son los progresos de la ciencia que tienen como finalidad conservar la salud y la vida de todas las criaturas. 

Haz que mis pacientes tengan confianza en mi y en mi arte y que sigan mis consejos y prescripciones. Aleja del lecho de mis pacientes a los charlatanes, al ejército de parientes que dan mil consejos y a aquéllos que saben siempre todo; porque es una injerencia peligrosa que, por vanidad, hace malograr las mejores intenciones y lleva muchas veces a la muerte. 

Si los ignorantes me censuran y escarnecen, otórgame que el amor de mi arte, como una coraza, me torne invulnerable, para que pueda perseverar en la verdad sin atender al prestigio, el renombre y a la edad de mis detractores. Otórgame, Dios mío, la indulgencia y la paciencia necesaria al lado de los pacientes apasionados o groseros. Haz que sea moderado en todo, pero insaciable en mi amor por la ciencia. 

Aparta de mí la idea de que lo puedo todo. Dame la fuerza, la voluntad y la ocasión para ampliar cada vez más mis conocimientos. Que pueda hoy descubrir en mi saber cosas que ayer no sospechaba, porque el arte es grande pero el espíritu del hombre puede avanzar siempre más adelante.  

martes, 26 de junio de 2012

Aquí me tienes.



La crisis, como no, esa maloliente meretriz, ha pasado cerca de mí dejando su pútrido aliento.  En este caso tan cerca como un hermano. 
Violaré su intimidad porque me lo pide el cuerpo y porque deseo hablar de él. Aquellos que no tienen hermanos no sé si podrán entender el vínculo que supone el amor fraternal. Es difícil de explicar. Sólo podré decir que, en ocasiones, además del puro Amor, los hermanos, menores o mayores en esto es lo mismo la cronología, suponen además un referente. Para mí los míos, mayores o menores, lo son.
Todos por igual han heredado en proporciones infinitas los valores que mamaron -que mamé- de mis padres, pero en mi caso todo fue más fácil por seguir la estela bien marcada por ellos.
De todos puedo decir lo mismo, pero de él lo puedo decir con tanta rotundidad que se me estremece el alma sólo de pensarlo. Mi hermano Antonio, tal y como les dije a mis hijos cuando les propuse su guía para la vida, es  Autentico, Libre, Justo, Responsable y por encima de todo Bueno, enormemente bondadoso.
Existen otros  muchos más valores en él, en ellos –mis hermanos- pero estos cinco, son la llave de todos los demás. Mis hermanos, y puede querido lector que esto no te interese, son todos ellos destellos de un mismo esplendor, son Hombres (con H de Humanidad, con H de Historia). 

Y te cuento esto, lector, que puede que no te importe porque este será el secreto del éxito de mi hermano. Y puede que sea el secreto de tu hermano, de tu padre o de tu marido o de tu hija o de tu pareja...si también sufren como él.

Mi hermano, mis hermanos son Auténticos. Son  firmes, son soberanos de su propio Yo. Poseen las riendas, sin duda, de su propio ser. Mis hermanos, mi hermano Antonio  es coherente, estable y sincero. Mi hermano mayor estudio hasta la locura, descubrió fósiles, buscó pirañas petrificadas en medio del páramo Castellano, aprendió Inglés para ser un brillante becario, viajó, se formó, y escaló montañas como sólo lo hace alguien que sabe que el reto no es la cima, el reto es uno mismo. El reto es la Vida.

Mi hermano, mis hermanos, son Libres. Libres con mayúsculas. Siempre han encontrado los ideales que les motivan y por eso mueven al mundo a su alrededor, porque desarrollan una potencia cósmica de libertad contagiosa.

Mi hermano, mis hermanos, son Justos. Siempre lo han sido. Son honrados, rectos, hacen siempre las cosas por encima de la ética de mínimos, de la ley impuesta por los hombres. Actúan bajo el paraguas de la ética de máximos, la moral que nos hace iguales, que rige un mundo más solidario.

Todos, los cuatro, son extraordinariamente Responsables. Mucho. Sólo de esta forma son capaces de responder a las exigencias de sus valores y asumen SIEMPRE con valentía las consecuencias de tales respuestas.

Pero por encima de todo, son Buenos. Son  bondadosos, afables, amistosos. Su actitud acogedora, benévola, es esperanzadora y sólo así expresan y trasmiten a distancia, a la perfección, la enorme, inconmensurable bondad de sus padres, de mis padres, su huella imborrable dejada en los cuatro.

Por eso estoy seguro de que esto no es más que un mal sueño, Antonio…un mal sueño. Porque con este curriculum, ¿Qué Mont Blanc se te ha hecho alguna vez inexpugnable?

viernes, 22 de junio de 2012

Imitadores baratos




BLOGSCRIPTUM: ¿Me dejas que te enseñe un video?
SVIJEST: ¿Es necesario?
BLOGSCRIPTUM: Es bonito, de animales...
SVIJEST: ¿Copulando?, ¿Cazando?...Quizas...¿asquerosos insectos construyendo cavernas para sus larvas?
BLOGSCRIPTUM: No, emitiendo sonidos...
SVIJEST: Espera, voy a por un optalidón de esos de antes. ¡Ale!, dale hijo, si no hay más remedio...




BLOGSCRIPTUM: ¿Te gusto?
SVIJEST: ¡Embaucadores, engañadores, fingidores, impostores, simuladores, embusteros, mentirosos, tramposos, caricatos, charlatanes, engañabobos, hipócritas,  histriones, impostores,  noveleros,  suplantadores!
BLOGSCRIPTUM: Joder, ¡Que sólo son pájaros!
SVIJEST: Eso...además son unos pájaros...¡por mil millones de mil truenos!, me van además a obligar a decirlo...¡Ectoplasmas!
BLOGSCRIPTUM: Oye...Pero tu no te refieres a los pájaros ¿verdad?
SVIJEST: Rápido como un caracol, querido...no, me refiero a nuestros políticos.
BLOGSCRIPTUM: Bueno...te leeré otra cosa.


La noche que siguió al día del rencuentro de la muerte la pasaron don Quijote y su escudero debajo de unos altos y sombrosos árboles, habiendo, a persuasión de Sancho, comido don Quijote de lo que venia en el repuesto del rucio, y entre la cena dijo Sancho a su señor: 

–Señor, ¡qué tonto hubiera andado yo si hubiera escogido en albricias los despojos de la primera aventura que vuesa merced acaban, antes que las crías de las tres yeguas! En efecto en efecto, más vale pájaro en mano que buitre volando. 

–Todavía –respondió don Quijote–, si tú, Sancho, me dejaras acometer, como yo quena, te hubieran cabido en despojos, por lo menos, la corona de oro de la emperatriz y las pintadas alas de Cupido; que yo se las quitara al redropelo y te las pusiera en las manos. 

–Nunca los cetros y coronas de los emperadores farsantes –respondió Sancho Panza– frieron de oro puro, sino de oropel o hoja de lata. 
–Así es verdad –replicó don Quijote–, porque no fuera acerado que los atavíos de la comedia fueran finos, sino fingidos y aparentes, como lo es la mesma comedia, con la cual quiero, Sancho, que estés bien, teniéndola en tu gracia, y por el mismo consiguiente a los que las representan y a los que las componen, porque todos son instrumentos de hacer un gran bien a la república, poniéndonos un espejo a cada paso delante, donde se veen al vivo las acciones de la vida humana, y ninguna comparación hay que más al vivo nos represente lo que somos y lo que habemos de ser como la comedia y los comediantes. Si no, dime: ¿no has visto tú representar alguna comedia adonde se introducen reyes, emperadores y pontífices, caballeros, damas y otros diversos personajes? Uno hace el rufián, otro el embustero, éste el mercader, aquél el soldado, otro el simple discreto, otro el enamorado simple; y acabada la comedia y desnudándose de los vestidos della, quedan todos los recitantes iguales. 
–Si he visto –respondió Sancho. 
–Pues lo mesmo –dijo don Quijote– acontece en la comedia y trato deste mundo, donde unos hacen los emperadores, otros los pontífices, y, finalmente, todas cuantas figuras se pueden introducir en una comedia; pero en llegando al fin, que es cuando se acaba la vida, a todos les quita la muere las ropas que los diferenciaban, y quedan iguales en la sepultura. 
–Brava comparación –dijo Sancho–, aunque no tan nueva, que yo no lo haya oído muchas y diversas veces, como aquella del juego del ajedrez, que mientras dura el juego, cada pieza tiene su panicular oficio; y en acabándose el juego, todas se mezclan, juntan y barajan, y dan con ellas en una bolsa, que es como dar con la vida en la sepultura. 
–Cada día, Sancho –dijo don Quijote–, te vas haciendo menos simple y más discreto. 

SVIJEST: Te lo mereces, has estado enorme... déjame que te ponga música



jueves, 21 de junio de 2012

Dos solos...



Las variedades de la experiencia sexual son tan diversas y numerosas que sería una exageración decir que Sophie y yo hicimos aquella noche todo lo que es posible hacer. Pero puedo jurar que muy poco nos faltó, y asegurar a la vez que quedó grabada en mi mente siempre nuestra increíble resistencia. Yo era inagotable, porque tenía veintidós años,  porque era virgen y porque –al fin- tenía entre mis brazos a la diosa de mis interminables fantasías. La lujuria de Sophie era tan ilimitada como la mía, de esto estoy seguro, pero por razones más complejas; tenía que ver, por supuesto, con su gran pasión instintiva, con sus poderosos apetitos primarios, pero también estaba relacionada con el deseo de olvidar sumergiéndose en la carnalidad. Y más que eso -ahora lo advierto-, sus libidinosos arrebatos constituían un frenético y orgiástico intento de rechazar la muerte. 

La decisión de Shopie. 1976. 
William Styron.


Si, realmente la libertad más absoluta, sin censuras ni juicios, dejando al otro lado de la frontera el arrepentimiento y el abismo de lo inalcanzable. El placer lo ha de ser todo en un momento en la vida. 

Si, la libertad sin límites se debe alcanzar al menos una vez en la vida a través del placer más carnal. Sin renuncias , sin tener que rehuir ni temer a las mesuras; el placer más tangible que arranque de nuestro cuerpo el menor atisbo de alma, de espíritu o de ofensa. Cuando la noche esté vacía de necesidad o de pena. Cuando los cuerpos vibren al mismo ritmo  de una misma cuerda; rotas las cadenas de la angustia de lo previamente aprendido, deberá llegar el placer como el abanderado de la libertad más absoluta.

Si, el placer más carnal debería ser un derecho reconocido y alcanzado por todos al menos una vez en la vida. Porque si el verbo se hizo carne, sea la carne el único lenguaje que articule ese verbo.

Sí, el placer como fuente y fin de la felicidad más plena y desacomplejada. La cuerda que nos une colgados sobre un mismo abismo, desde el cielo hasta el suelo, no nos estrangula sino que nos mece juntos. El placer como ley que rige el universo, principio cosmológico de energía incalculable.

Si, el placer húmedo y de olores, el placer primero y primitivo, el placer de susurros o de gritos, el pacer de las caricias y las acometidas más violentas. Ahora más que nunca, e igual que siempre, el placer de dos cuerpos sólos y un placer ilimitado...aunque sólo sea una vez en la vida...buscado o por fortuna.





martes, 19 de junio de 2012

¿Un mundo feliz?

"


"Libros y ruidos fuertes, flores y descargas eléctricas: en la mente de aquellos niños ambas cosas se hallaban ya fuertemente relacionadas entre sí; y al cabo de 200 repeticiones de la misma o parecida lección formarían ya una unión indisoluble. Lo que el hombre ha unido la naturaleza no puede separarlo"
Un mundo feliz.
Aldous Huxley.

El plan se está cumpliendo lenta, inevitable, concienzudamente. Decidirán lo que nos interesa, lo que nos gusta, lo que nos conviene. Todo en aras a alcanzar la felicidad plena, el mundo perfecto. El primer paso es la educación y después en una década todo irá rodado. Los que aún podemos invertir en la educación de nuestros hijos veremos mermados nuestros sueldos hasta no poder afrontar estos gastos y seremos engullidos por la espiral de su mermada propuesta.

Pues no, me revelo, daré a mis hijos libros con besos; flores con música.


En los siglos XII y XIII en Europa central ya existían unos indignados. Una serie de monjes vagabundos, los goliardos, huidos de sus conventos, escandalizados por las corrupciones o aburridos de la vida que llevaban, se dedicaron a componer poemas, versos y canciones, críticos con el poder y amantes de la vida pagana, se ganaban la vida componiendo a petición de señores feudales. Los poemas y canciones compuestas en latín, más de 1000,  se agruparon incluidos en un manuscrito que el investigador Schemeller encontró en el monasterio Benedictino de Beuren en el siglo XIX. Latinizados estos son conocidos actualmente como Carmina Burana. 











viernes, 15 de junio de 2012

Piluca quiere un elefante.




Preámbulo:
La rodilla derecha del Moises de Miguel Angel tiene una marca profunda, un golpe cargado de rabia e impotencia. Una muesca en el mármol que el paso del tiempo ha suavizado pero que recuerda la frustración cortante y el peligroso filo que produjo el martillazo. El artista gritó a su obra: ¿Por qué no me hablas?, golpeándole después. Era la impotencia de saber que su trabajo era casi perfecto.
Esto lo sabe todo el mundo, pero casi nadie sabe que luego Miguel Angel estuvo días frotando la herida con los ungüentos de sus lágrimas y que besó la marca profunda hasta casi desgastarla, de tal forma que hoy no vemos sino una pequeña cicatriz de aquel castigo no  deseado.

 Nudo:
Piluca llevaba la mitad de su vida dándole vueltas a la idea. Desde que tenía uso de razón. Su deseo se había hecho más sólido que sus primeros e inseguros pasos.  No le había puesto aún nombre pero eso vendría con el tiempo y la convivencia. Por alguna razón oculta, que se le escapaba a comprender, deseaba tenerlo más que nada en el mundo. Representaba quizás la imagen de la ternura y la compasión, de lo exótico y sabio. Veía en él representado, la sabiduría de la vejez y la inteligencia extrema. Ansiaba preguntarle sobre lo exótico y lo virginal de su selva y esperaba que le contase como era el olor de la puesta de sol en la sabana. Había visto a la gente pasear por la calle ridículos caniches y perros lanudos de mirada oculta. No, eso no. Ella quería señorearse por el parque tirando de la cuerda de su fiel amigo y poder pasear sentada a su lomo cuando estuviera cansada por las dunas blancas, que camino de vuelta a casa ella imaginaba calientes y serenas. Desde el mismo día en que sus padres le contaron la buena nueva de la venida de un  hermanito, Piluca se había revelado contra el mundo y había dicho claramente que lo que en realidad ella deseaba era tener un elefante. No esperaría recibir en casa nada distinto a un elefante y no consentiría compartir con nadie más que con un elefante las infinitas llanuras de su Serengeti soñado.

Desenlace:
Finalmente el elefante llegó a su vida. Su hijo representaba, por alguna razón oculta que también se le escapaba, la ternura y la compasión, lo exótico y lo sabio, la sabiduría y la inteligencia extrema. Ahora pasaba noches compartiendo con él las imágenes exóticas de la virginal selva y los olores de las puestas de sol en la sabana de sus sueños. Al cabo de los años, Piluca, Pilar, se señoreaba paseando con él por el parque, y camino de vuelta a casa imaginaban juntos calientes y serenas dunas blancas.
Y ella sabe que cuando finalmente camine firme y solo por las infinitas llanuras de su Serengeti soñado, golpeará su rodilla derecha para pedir que le hable y luego ungirá su piel con sus besos y la frotará hasta desgastarla, porque su obra será definitivamente perfecta.



Blogscriptum:
Y esta es la respuesta, querido bloguero (ek) que te he preparado cuando me interpelabas hace unos días en


para explicarte porqué yo creo que cuando ellos se marchan los padres vivimos ya eternamente, como los elefantes.

Enhorabuena ahijado por tus notas, enhorabuena por tu esfuerzo. Sé elefante: infatigable, eterno, sabio, altruista, familiar y poderoso. Serás eterno, Jorge, eterno.

miércoles, 13 de junio de 2012

Juguemos...




De los cuatro sentimientos que te propongo más abajo en esta tabla de contingencia de 2x2 que puede generar la fotografía...piensa...elige uno y hagamos una historia.  Dame tú el argumento, yo intentaré darte la solución. Evidentemente hay tres personajes en la foto. Por lo tanto puedes aplicar la tabla de contingencia como tu quieras.




La solución a esta entrada la puedes encontrar en Te dejaré marchar. Te lo recomiendo.

martes, 12 de junio de 2012

Abrir un blog



Abrir un blog es abrir un pastel, una caja de Pandora que esta noche me ha trastocado. Abrir un blog es fácil, cerrarlo es imposible.
Soy un hombre, un padre, un marido, un hijo, un amigo, un hermano...además tengo una profesión, cierto. El anonimato es fácil. Los perfiles falsos infinitos.
¿Quién cree que hay más perfiles auténticos que imaginarios?, yo no. Me enfrenté al mundo sin subterfugios. Asumo esta condición que pacté conmigo mismo.
Abierto al mundo, acabo de experimentar que soy enormemente vulnerable.  Pero tengo una enorme fe en mi mismo. ¿Soberbia o vanidad?.  No. Fe, Confianza, Sinceridad. Pero es que tampoco tengo nada de que ocultarme. Puedo sacar la mano, sólo te pido que no te lleves el vaso de agua que dejé esta noche para beber. 

Dedicado a las personas sin subterfugios, a las directas, a las que asumen, a las trasparentes...Perdóname que insista pero he de recurrir a él.

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos
mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible
mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo
ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos
mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos
mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo
ni sé
con qué pretexto
por fin
me necesites.




M. Benedetti.



jueves, 7 de junio de 2012

Sueños de conquista




Me he levantado pronto y he seguido la senda de mis pasos por la alfombra del pasillo. Ya son muchas mañanas arrastrando los pies somnolientos por los dibujos trenzados. Me creía solo, así que he comentado en alto: debo cambiar esta alfombra, terminará por hacerse cauce en la tarima. Así es, me ha dicho el.  Si insistes en ir por el mismo camino terminarás dejando huella, y te lo advierto, no por profunda que sea esta, te asegura llevarte a donde quieres. Bueno, le he respondido, mi objetivo es llegar hasta la cafetera. Exacto, ese es tu problema, ha respondido sin dejar de mirar por la ventana, ¿Estás seguro que es donde quieres llegar?, parece un objetivo limitado. Hemos estado durante unos minutos en silencio sin contarnos nada. Finalmente le he dicho que parecía triste. Nostálgico me ha dicho. No puedo comprenderos,   gozáis de tanta libertad y os pasáis el día protestando.  Un mundo entero allá afuera y la posibilidad de conquistarlo. ¡Qué falta de voluntad!.  Después se ha vuelto a callar y ha seguido mirando fuera. Le he ofrecido de mi café y me lo ha rechazo cortésmente, pero sin dejar de mirar al infinito. Gracias, odio el insomnio, prefiero seguir soñando. Le he hecho una foto y me he vuelto a la cama. Sigo pensando y no he ido a trabajar. 




martes, 5 de junio de 2012

Es tiempo del tempo...





Dicen que es el tiempo de lo efímero, el tiempo en el que ayer ya es pasado y anteayer casi historia. Nada es eterno y todo lo que antes perduraba es objeto hoy de revisión y cambio. Lo actual es el futuro, y ya caducó lo que aún no se ha estrenado. Mi tiempo es oro, el tiempo vuela, no me hagas perder el tiempo...
Esta noche todo está impregnado de la luz de la luna -una gran luna llena pende sobre Madrid y tus sueños- todo lo acaricia y torna lo que veo en sensibilidad extrema y me doy cuenta de que ha llegado el tiempo del tempo. Levantémonos y reclamemos la generosidad, la armonía, la paz y la emoción de la interpretación. Es el tempo de nuestra ejecución lo que cambiará la partitura que nos imponen.
La melodía y los acordes de esta sinfonía que no nos gusta pueden ser mejorados con lo que está en la  mano de los intérpretes: el tempo. El tempo no se impone en la obra del compositor, el tempo se sugiere. 
En serio, es el tempo de dar lo mejor de uno mismo, el tempo de lo eterno, de lo que ha perdurado a través de los siglos. Es el tempo de la revisión y de desandar sin miedo el camino tomado de forma equivocada. El tempo de pensar, el tempo de escribir y de escuchar, el tempo de leer y de pintar, el tempo de gustarse, el tempo de acariciar el tiempo que nos regalan.

Al comienzo de la sonata Claro de Luna se desarrollan dos ideas musicales. De un lado la melodía que Beethoven dejó escrita en el pentagrama superior del adagio. La otra idea viene de la mano de la armonía que juega de manera descendente a su alrededor a medida que se suceden los compases de la primera. Si el intérprete elige un tempo rápido el conglomerado de notas hará indistinguible la melodía, acallada en el efecto cueva prehistórica de la reverberación de los sonidos por el pedal del sostenido. Si elige un tempo demasiado lento para evitarlo, la cadencia de la obra en su conjunto carecerá de significado. Como un mensaje telegráfico entrecortado. El tempo de Valentina Lisitsa me ha recordado que es tiempo de reclamar la importancia del tempo, desde hoy, desde esta noche que han colgado una luna llena sobre tus sueños.





viernes, 1 de junio de 2012

Abre los ojos...



Te esperaba hoy con mi respuesta pues sabía que me llamarías inocente. Sabía que pensarías que soy ingenuo. Sabía que supondrías que vivo en una bisoñez ridícula. 
Pero es así. Prefiero ir con un ojo cerado. Deseo ver las cosas a medias. Compenso mi falta de perspectiva, que pierdo con un ojo cerrado, con el horizonte de línea infiinita que gano más allá de lo que imagino. Respeto lo que en mí queda de inocencia. Pruébalo. Cierra un ojo. Y sueña, aunque sea a medias. Con castillos y gigantes, con ranas y caramelos, también con ogros y brujas.
No pierdas la inocenia, por favor, no la pierdas.


Nació embebida mi alma
de su claridad y pureza
para ser arrancada de mi lado
y violentamente ultrajada,
llevada a la fuerza
al país de la vida.
No hagas preguntas, me dices
¿no lo entiendes?, me gritas.

Su morada ya es el descanso
su vestido ya no es la luz.
La música quedó ahogada
en las aguas profundas,
sus notas perdidas,
sin ecos en la llanura infinita.

Ahora comienza el combate,
el llanto, la lágrima, el sobresalto.
Se apagó el sol de su frente
perdimos de entre los dedos,
como el agua, silenciosamente,
aquello que se nos fue y que una vez tuvimos.
Sólo quedan sus despojos,
Ya no viviremos en su dicha infinita.

Inténtalo otra vez Sam.



BLOGSCRIPTUM: Estoy desesperado, no lo entiendo.
SVIJEST: ¿Algo en especial o no entiendes la vida en general?
BLOGSCRIPTUM:  Una cosa de política y  de la crisis.
SVIJEST: ¡Cooooooñññoooooo!. Espera voy a por un ibuprofeno; no, mejor creo que no, voy a por dos.
BLOGSCRIPTUM. No, espera atiéndeme..
SVIJEST: ¡Que no , que no!, me voy a por un mortero,  voy  machacar los ibuprofenos y disolverlos en un martini...va a ser horroroso. Dale, ¿Que no entiendes?
BLOGSCRIPTUM:   ¿No van a hacer la comisión de investigación de la crisis en el congreso?
SVIJEST. ¿Para qué?
BLOGSCRIPTUM: Pues para investigar...
SVIJEST:  ¡No joooodas!, ¿ahora los malos van a hacer de policía y de jueces?
BLOGSCRIPTUM: Hombre sería estimulante ver si se depuran responsabilidades...
SVIJEST: Hombre, mira, ya estás en la primera fase...
BLOGSCRIPTUM: ¿Primera fase?
SVIJEST: Si, las fases de la creación de una comisión: Entusiasmo salvaje, desilusión, confusión total, buscar al culpable, castigar al inocente y ascender a los que no hayan participado.
BLOGSCRIPTUM: Pero si se hace bien... no sé, es posible que los ciudadanos conozcamos a los responsables...
SVIJEST: Pero dulce criatura...¿Crees que los que han causado el problema van a ser capaces de juzgarlo con  sentido común?. Cuanto más eficientemente se quiera elaborar esa comisión más posibilidades hay de que no lleve a ninguna parte.
BLOGSCRIPTUM:  ¡Ah! ¿pero son los mismos?
SVIJEST: ¡Ah! ¿pero los niños no vienen de Paris?
BLOGSCRIPTUM: Ya...pues no entiendo porqué no puede funcionar...
SVIJEST: Pues nada hijo, inténtalo otra vez, a lo mejor enhebras la idea de una puta vez. Inténtalo, inténtalo otra vez. Si ella la resistió yo también.
BLOGSCRIPTUM: ¿Cómo?
SVIJEST: Nada, nada. Me salgo a beber a la terraza, si no he vuelto en dos años, da parte al seguro...
BLOGSCRIPTUM. ¿Y si ha quebrado para entonces?
SVIJEST:¡Que te den!
BLOGSCRIPTUM: ¿El qué?
SVIJEST: Sentido común...