Manual de instrucciones de blogscriptum

lunes, 23 de abril de 2012

Carta a Karajan


Admirado Sr:

No se como dirigirme a Vd.:Señor, Profesor, Maestro. 

Otros le llamaron Dios (Dieu est mort, sentenció Le Monde cuando nos dejó). En realidad no se si debo tutearle. Ha pasado tantas horas junto a mí y mis libros que no podría calcularlo y eso me otorga cierto grado de familiaridad. 

Nos presentó mi padre hace años. Vd. iba de negro riguroso, redondo y de vinilo y yo pasaba una y otra vez mi aguja sobre su espalda. Luego vino su traje plateado y su formato más pequeño y ya entonces no pude separarme de Vd.

De su mano he conocido a todos: Beethoven,  Mozart, Mendelssohn, Bruckner, Wagner, Vivaldi; pero por encima de todos descubrí el portentoso drama musical de la Pasión de mi amado Bach.

Ahora no se que hacer. Acabo de terminar de leer su biografía y sigo temblando.

Entiendo y acepto su prepotencia, embelesamiento, endiosamiento y vanidad, pues concedo todos esos defectos a los que han sido inspirados por una mano divina. Pero, ¿cómo entender la justificación del horror, el sufrimiento, la ignominia, y la devastación desde el mismo alma que dirigía las notas más deliciosas de los genios más sublimes?.

Cerraré los ojos y escucharé sólo su música. No se si lograré entenderlo...

Atentamente,




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre...¿Quieres decir algo?