Manual de instrucciones de blogscriptum

martes, 20 de marzo de 2012

Viaje al fondo del alma


Asomado a la ventana, mirando pasar el agua, abrazado a Gian Carlo, como el Adigio abraza a Verona, Samuel susurró a su oído: yo soy tu mar y en mi te has de derramar, rio abajo. Son tus brazos los meandros y tu corazón vereda tranquila en la que he de dormir.

Después Samuel se sentó y compuso. Y Blogscriptum sabe que esa es la verdadera historia. 

El adagio para cuerdas de Samuel Barber (¿quieres escucharlo?)  es uno de los mejores ejemplos de la motivación de un artista frente a su composición. Su uso se hizo popular en escenas de dolor y muerte (11-S, Platoon, El Hombre elefante, El aceite de la vida), pero lejos de la interpretación que se ha hecho de su música, Samuel Barber se encontraba en Italia cuando lo compuso, acompañado de su amante y libretista Gian Carlo Menotti, a la edad de 26 años y en plena y absoluta felicidad. La composición está basada en un pequeño pasaje de Virgilio que describe cómo un riachuelo se va convirtiendo poco a poco en un gran río que va a dar al mar. Quizás por eso Barber utiliza un tipo de composición que se denomina secuencia, propia del barroco, como Vivaldi o Albinoni, que utilizan una melodía que va variando en intensidad y tesitura, aumentando el tono del patrón musical, hasta alcanzar el clímax. 

Quizás el mismo que alcanzaba él estando con su amante, desbordado. No compuso Barber nada más de interés, pero pelea esta obra por ser una de las "más tristes del mundo", que más se inmersa en el alma del hombre.

He leído que James Cameron pretende viajar al fondo de las Fosas Marianas (Noticia)  en un ingenio que ha diseñado. Nada menos que a 11 kilómetros de profundidad. ¡Y que gran alarde!, pero más profundo es el viaje al fondo inalcanzable del alma humana. 

A petición de una Bloguera y de la mano del gran Gloud (Glenn), os explico con música (JSB, claro) por qué no hace falta un batiscafo para ahondarse en la fosa del alma y dar la vuelta como a un calcetín el espíritu.  Coincidirás conmigo en que el viaje que porongo , peces luminiscentes al margen, ,me parece mucho más interesante que la oscuridad y la presión insoportable que pretende Cameron. 



video

1 comentario:

Eres libre...¿Quieres decir algo?