Manual de instrucciones de blogscriptum

martes, 13 de marzo de 2012

Los ángeles no tienen sexo...


Todo el mundo sabe que los ángeles no tienen sexo, y yo también lo sé. Sin embargo, os aseguró que Prístimo conoció a  Priscila hace más de dos mil años, pero… ¿qué son todos estos años comparados con la infinitud?

Priscila gobernaba todo su entorno con su aura y su música, pues era bossa nova su verbo y dulce sabor de cono sur y tierra virgen su mirada. A penas susurraba canciones de otros mares, de sal de atlántico y mango jugoso que hacía sentir a Prístimo saudade de otros tiempos y lugares terrenales.

Prístimo y Priscila hacía eternidades que surcaban vigilantes el frio cielo de semestral invierno polar y por ser de los primeros le asignaron estos nombres.

Los ángeles no tienen sexo y tampoco lo practican, todo el mundo lo sabe, y yo también. Por eso Prístimo escribía versos a Priscila y ella susurraba a Prístimo al oído, pues se regalaban el aliento de las estelas de versos largos y los firmamentos tachonados de estrellas, como poemas enteros de imagen en blanco y negro.

Los ángeles no tienen sexo porque no les interesa, todo el mundo lo sabe, y yo también. Por eso cuando Prístimo alargaba sus alas y la rozaba, apenas en el umbral de su silencio, apenas en su frontera inquebrantada, donde Priscila terminaba y comenzaba el viento y la caricia, la morada de sueños y deseos, Priscila se escapaba, húmedo aliento y manos frías y mojadas, cristal y risa, aroma a fruta y vapor de éter, anestesiados los dos, dueños sin serlo, siempre prisioneros aguardando en el dintel de la celda de sus vidas.

Los ángeles no tienen sexo y no pueden tenerlo, todo el mundo lo sabe y yo también; porque sin llegar siquiera a rozarse los labios en vuelos furtivos y fugaces, el cielo cambiaba de color y la noche se tornaba verde, roja y vaporosa. ¿Qué sería del cielo si los ángeles pudieran ser amantes?

BLOGSCRIPTUM: Además de esta explicación, las auroras boreales, o luces del Norte, se producen como consecuencia de la interacción del viento solar con el campo geomagnético, la magnetosfera, que envuelve a la tierra y con la ionosfera. El Sol está emitiendo en estos días enormes cantidades de plasma, fruto de gigantescas explosiones, un flujo de partículas cargadas: electrones y protones, formando el viento solar que viaja a través del espacio. La ionosfera actúa como medio conductor para las partículas cargadas que llegan con el viento solar, y es en ella en donde se produce la aurora, a 90-110 kilómetros de altura. Los electrones chocan con las moléculas de oxígeno y nitrógeno exitándolas, y estas luego se desexcitan, emitiendo luz: verde las de oxígeno y rojo las de nitrógeno.



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre...¿Quieres decir algo?