Manual de instrucciones de blogscriptum

lunes, 9 de enero de 2012

Paradojas de la Santidad

En poder de Blogscriptum, y a buen recaudo, se encuentra el texto que en esta imagen se muestra.
En el se pone por escrito la condena a muerte de tres ciudadanos de Lyon, por parte del Inquisidor Mayor, por lo que hoy sería calificado como un atentado contra la salud.
Dice así:

Nos, Bernardo de Guy, inquisidor mayor de Toulouse por el poder que me ha sido concedido, y en virtud de mi condición de garante de la Fe y protector del poder de la Iglesia, decidimos que, en el dia de hoy sean condenados a la pena capital, y ardan en la llamas del infierno, que han de purificarlos por el fin de sus días, a Monsieur Claude Trompier, ebanista; Monsieur Amédée Tricher, médico; y el pasteur Constantine Astuce, de la basílica de Notre-Dame de Fourviére de Lyon.Todos son condenados por engaños y argucias contra la buena fe de las personas, sus conciudadanos y ovejas de su rebaño, utilizando a la Santa Madre Iglesia, con el único propósito de lucrarse, en beneficio propio y por pura avaricia, por la que habrán de pagar, Dios así lo quiera, con las llamas de la hoguera en vida y las del infierno en muerte.Y así lo firmo y sello en Lyon, en el año de nuestro Señor Jesucristo de 1227.


Durante la Edad Media se hizo muy popular un Santo Francés llamado Fountin, primer Obispo de Lyon. Su poder, por el que era venerado, se refería a su capacidad de curar la impotencia masculina y aumentar la fertilidad en las mujeres. El Santo, representaba la figura del Obispo con un enorme falo que le protuía por un orificio cuya entrada estaba situada en las nalgas de la figura y su salida (como las balas perdidas de una reyerta callejera) asomaba por los genitales de Monseñor. Las mujeres de Lyon se acercaban a a la iglesia, cuchillo en mano y raspábanle el miembro al Santo, para obtener virutas, que bebidas en infusión, atajaban los dos males referidos.
A medida que el falo se agotaba, se iba reponiendo "por detrás" al bueno de San Fountin, con un nuevo falo.


Los personajes condenados por Fray Bernardo eran el Párroco de la Iglesia en la que se veneraba al Santo, el ebanista que tallaba los falos y el Médico que corrió el bulo.


En realidad el Obispo Fountin, practicaba la evangelización del Amor con enorme sentimiento, todo lo que podía y a todas horas, entre ellos y ellas, haciendo ver que el ascetismo albigense, era la más abyecta de las herejías, y que la castidad era algo contra natura. Fruto de su pasión evangelizadora, llenó de frutos la viña del Señor, y amó, sin deseo genésico a los de su mismo género.


En el cielo se conoce a este Santo como "El paradojas", pues ha alcanzado su martirio a través de la santidad, y no al contrario como es habitual.
No creo que haya nadie que considere de recibo que te pases la eternidad con un palo metido en el culo, mientras te rebanan la picha a filetazos.


Addedum Blogscriptum:
De todo lo contado hay verdades  y mentiras.





1 comentario:

  1. Si Fountin, primer Obispo de Lyon no existe en la Wiki........mmmmmm...raro, raro..tendrás que escribirlo tu !!

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?