Manual de instrucciones de blogscriptum

viernes, 20 de enero de 2012

A orillas del Sena...

A orillas del Sena.
Izis Bidermanas
La poesía gráfica de Izis me sigue ensimismando.
A orillas del Sena me ha sugerido dos microrrelatos que sé comenzar pero no sé terminar. 

Cuando era pequeño leía unos libros en los que tú elegías el relato según escogieses la página de ese mismo libro que te ofrecían.

Así pues, te pido por favor que me ayudes.
Mientras escuchas Händel (pincha el vídeo que te ofrezco) elige: Opción A, Opción B. 
Con los deseos de la mayoría terminaré la historia más votada.

Opción A: tumbada y abatida.
Esta mañana me pinté y por momentos tuve las sensación de que re-decoraba mi rostro. Los años y el abandono hacían de mis mejillas un yermo páramo, que rogaba por la crema como este por el agua. El encuentro del otro dia a la salida del café fue la anunciación de mi vida: he aquí la esclava del señor, hágase en mí tu palabra. Quedamos en vernos y no apareciste. Aprieto en las manos de mi alma las rosas que no he recibido, y espero que la sangre tiña esta tarde las aguas de tu conciencia. Te odio por segunda vez, acaso más ahora si cabe.

Opción B: tumbada y sonriendo.
Esta mañana me lavé la cara y desconché el lienzo de un color rojo Rubens, de colorete malcuidado de toda la semana. La vida me pesaba como una piedra en mis zapatos y el encuentro del otro dia a la salida del trabajo fue la anunciación de mi vida: te ha nacido un Salvador, el Mesías, tu Señor. Quedamos en vernos y has aparecido. Ahora me descalzo porque ya nada me pesa en los pies. Te amo por segunda vez, acaso más ahora si cabe.


1 comentario:

Eres libre...¿Quieres decir algo?