Manual de instrucciones de blogscriptum

lunes, 23 de enero de 2012

En camisa de once varas...


Blogscriptum  nació con unos principios básicos. Algo así como los 10 mandamientos, un decálogo que nunca he numerado pero que rigen el qué, cómo y por qué de cada una de las entradas. Algunas son fácilmente reconocibles: no política, no fútbol, no plataforma de crítica, insulto o juicios de valor sobre personas, aunque si sobre formas de actuar.
Una de ellas es no intentar hacer aquello que otros ya han hecho. Hoy es imposible. Haré crítica de cine.

El Arbol de la Vida es una película de Terrence Malick.
Basta con darse una vuelta por las diferentes páginas especializadas en cine y leer las críticas nacionales e internacionales para empaparse bien de las opiniones tan dispares que la película generó en su estreno, en 2011. Lo cierto es que, al margen de lo que opinen los especialistas en la materia, hay películas que te dejan marcado. 


Realmente hacía tiempo que una película no me dejaba tan impresionado. No soy crítico de cine ni pretendo serlo, pero si puedo decir que existe algo de pura poesía en cada fotograma. Preguntas de imposible respuesta lanzadas con la sencillez de un niño. Reflexiones de una profundísima filosofía. Amor, odio, trascendencia, superación, envidia, frustración, inocencia, malicia... expresadas a través de la cámara con increíble tacto, de forma sublime.
Podrás concluir al final de verla qué es un bodrio, pero has de decidir a qué lado de la sensibilidad deseas colocarte. Así es, has de tomar partido. 

1 comentario:

Eres libre...¿Quieres decir algo?