Manual de instrucciones de blogscriptum

domingo, 15 de enero de 2012

Argumentos, no pruebas.

Leo a Arcadi Espada y tomo una frase que a su vez el toma de Alex Vilekin, un físico ruso que dice
 " un argumento es lo que convence a un hombre razonable y una prueba es la que convence, incluso, al menos razonable de los hombres"

Icono del Apocalipsis
La justicia parece no haber respondido a las expectativas que teniamos puestas en la sentencia, que se esperaba ejemplar, sobre los asesinos de Marta, la chica Sevillana. El sentir general es que existen suficientes pruebas para incriminar a los imputados, y por lo tanto se nos hace inconcebible la absolución de estos.
El asesino confeso, y ya sentenciado, pasará los próximos 20 años en prisión, que luego, por beneficios penitenciarios, serán reducidos a la mínima expresion. Esto ultimo nos puede doler, y me duele, en lo mas profundo del alma, pero es la aplicación escrupulosa del código penal. Del sistema judicial que nos hemos dado. Sin embargo, el tribunal, del que, en principio no podemos desconfiar, por su puesto y preparación, no ha encontrado argumentos, que no pruebas, para condenar al resto.

Pues bien, tengo claro, meridianamente claro, que existe un mas allá; que nuestro paso por esta biosfera es una forma de tránsito, y que nos espera una nueva existencia después de la presente. No tengo ni argumentos, nisiquiera pruebas para convencerte. Esto es por lo tanto pura Fe. Esta Fe es, como poco, tan respetable como la fe que procesa aquel, que sin demostración científica o razonable, no puede argumentar, ni tan siquiera aportarme una prueba de lo contrario, de que no hay otra vida, de que una vez que se produce la apoptosis corporal, nos quedamos reducidos a una razonable cantidad de calcio, fósforo, hierro , magnesio y unas pocas cantidades mas de elementos primarios, en forma de hueso en una caja, o en el mejor de los casos, y como ya apunte en un post anterior, disueltos en el océano infinito.

Vivo muy cerca de la muerte. En ocasiones tengo la desagradable sensacion de que soy un secretario suyo cualificado y unas veces doy el pistoletazo de salida a su puesta en funcionamiento, con dos o tres diagnósticos fatales en una mañana, como el pasado viernes, y otras me limito a certificar el éxito de su trabajo. Al vivir al lado suyo, he podido comprobar como el mas convencido agnóstico, ateo, descreido o apostata, los días previos al gameover definitivo, si esta consciente, se hace preguntas sobre el más allá y sobre la escena:
- ding-dong
-¿Quien es?
-soy yo
-¿Me dejan pasar?
-¿Has sido bueno?...

Asi como creo en la existencia de un futuro trascendente, creo firmemente en la existencia de una justicia divina que va a terminar de arreglar los desaguisados de la justicia humana. Igualmente no creo bajo ningún concepto que Menguele y yo, siendo los dos médicos, vayamos a compartir la eternidad juntos hablando de ciencia; o que que Marta y sus asesinos puedan volver a verse jamas.

Debe existir otro mundo para ellos. Leo tambien estos días que los astrofísicos han diseñado un mapa de la materia oscura del universo, y que esta se encuentra aproximadamente a 6000 millones de años luz de nosotros. Sobre la materia oscura he leído bastantes explicaciones. Se puede tratar de masas de estrellas ya apagadas, de enormes concentraciones de gases en suspensión inertes, de grandes cantidades, galácticas cantidades de neutrinos, etc... Pero en cualquier caso se trata de lugares en el universo de absoluta oscuridad y enorme campo gravitacional. Y digo yo, que ninguno de estos astrofísicos me ha dado la posibilidad de pensar que la materia oscura se trata de la reunión de todos aquellos que a los largo de la historia, planetas y galaxias, han puteado a sus congéneres de una u otra forma, y que la pena que no han cumplido en vida, la van a cumplir en oscuridad, abandono y por la eternidad. No quiero,para ellos llamas, ollas hirviendo o baldes de mierda cayendo por sus cabezas. Me conformo con un cuarto oscuro, como cuando nos castigaban de pequeños, porque eso nos daba muchisimo miedo y nos producía enorme tristeza, la misma que ellos han producido al resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre...¿Quieres decir algo?