Manual de instrucciones de blogscriptum

domingo, 4 de diciembre de 2011

A mi sobrina, de su tío, claro...



Querida Sobrina:

Tuviste a bien nacer el mismo día en que yo estaba a punto de meter un tubo por la tráquea de tu abuelo; el aire le llegaba a sus pulmones con el mismo trabajo con el que tu madre se empeñaba en que vinieras a ver la luz de todos, y llegaste generosa porque algo de aire fresco tuyo pareció llegarle a mi padre.

Aprendiste a decir "Luna" en una estación de tren en una noche cálida y levantina, en mis brazos, a pesar de que no se veía ni rastro de ella en el firmamento estrellado.

Te empeñaste en destrozarte la rodilla derecha al arrastrarla por el suelo, porque ya suponías tú que eso de gatear a cuatro patas era humillante y preferías, soberbia  y luchadora, avanzar sobre una pierna cuando apenas tenías 10 meses.

Como verás, desde el minuto uno de tu vida, te has dedicado al trabajo, el esfuerzo y la fatiga. Eso que los latinos llamaban labor. Has sido valiente, animosa, entusiasta y plena de coraje. Desde tu primera bocanada de aire te mostraste tenaz (del latín tenere: retener, mantener, tener asido).

Las situaciones adversas, incluso las que parecen desesperadas, exigen de nosotros una de tus mayores virtudes, la tenacidad. Pero no es la mayor de las virtudes. Por encima de ella yo creo que hay dos: la esperanza y la autenticidad. 

¿Qué tontería de vídeo te he colgado, verdad?. Bueno, pues yo creo que está cargado de filosofía. El pobre Arturo, fiel a si mismo, firme y soberano, a pesar de las adversidades y de las dificultades, y en contra de la dura y cruda realidad, prosigue su camino en busca del Santo Grial (La Verdad)

En su búsqueda, se aceptará tal y como es él (sin caballo y con cocos), pondrá en juego todas sus potencias (inteligencia, voluntad, imaginación, fe, sentimiento), para orientarlas hacia su ideal. Es auténtico, dueño absoluto de su propio ser. 

La esperanza nos permite sobrevolar por encima de los obstáculos (cualesquiera que sean) para ver de lejos el ideal perdido, para poder tomar la senda adecuada -pues desde el aire se ve mejor-  y poder decir, ¡he vencido!.

Mirar a la verdad y asumirla, implica valentía, pero si tienes miedo, dame la mano, y te ayudaré a encender la luz del pasillo, largo y oscuro.

Nota Blogscriptum:
(Trabajo, esfuerzo, fatiga, labor, valentía, ánimo, entusiasmo, coraje, tenacidad, esperanza, autenticidad, fidelidad, firmeza, soberanía, inteligencia, voluntad, imaginación, fe, sentimiento), ¡Caramba, 19 deseos para un post de 32 líneas!

1 comentario:

  1. Precioso regalo de cumpleaños a una sobrina. Me hubiera gustado tener un tío tan cariñoso y zalamero como tu. Por cierto felicidades de mi parte.

    ResponderEliminar

Eres libre...¿Quieres decir algo?