Manual de instrucciones de blogscriptum

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Jacobo es mi mejor amigo pero es tonto.

De los diarios de Juanito. Capítulo 2.

Esta mañana Jacobo,  Peter y yo hemos ido a tirar palos al río. El mío ha llegado el primero al remanso. Luego nos hemos bañado juntos y hemos ido a tirar piedras a unos cuántos perros callejeros. No me gustan, son pulgosos.



Al pasar por la iglesia he oído sonar el órgano y no he dudado que era papá. Estaba impartiendo su lección diaria a sus alumnos y ha consolado a uno de ellos que se encontraba abrumado por la dificultad de la partitura.

Si eres tan aplicado como yo he sido, pronto sabrás tocar como yo.

El muchacho casi llorando le ha dicho que eso era imposible y entonces papá se ha vuelto a sentar y ha interpretado una pieza improvisada. Lo hace con frecuencia; primero empieza con alguna pequeña composición de sus admirados Pachelbel o de tío Cristóbal y solamente después la música toma cuerpo y se eleva hasta la cúpula de la iglesia, sólo por sus notas. Brota de la tierra como agua generosa y limpia.

Al terminar le ha dicho:

¿Ves?, no hay nada que admirar; todo consiste en poner el dedo conveniente en la nota apropiada y en el momento preciso; ¡lo demás lo hace el órgano!

Entonces todos los niños se han reído mucho y yo le he dicho a Jacobo que su padre es fuerte, pero el mío más. Así que nos hemos pegado. Jacobo es mi mejor amigo, menos hoy.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Eres libre...¿Quieres decir algo?