Manual de instrucciones de blogscriptum

sábado, 31 de diciembre de 2011

Con nuestros mejores deseos

BLOGSCRIPTUM: Me gustaría enviar un mensaje de felicidad y esperanza a todos nuestros lectores.
SVIJEST: ¿quieres que te de el número de teléfono de tu hermana o lo tienes tu?
BLOGSCRIPTUM: No se que quieres decir con eso.
SVIJEST: Que te va a llevar menos tiempo llamarla que escribir esto para toooooooodos tus lectores.
BLOGSCRIPTUM: Tu acidez me produce dolor de estómago.
SVIJEST: Entonces para ti y para tooooooooodos tus lectores, y por lo que pueda pasar esta noche y mañana, te recomiendo este anuncio que he encontrado en el desván de tu tía-abuela.

A todos, de corazón, mis mejores deseos.

viernes, 30 de diciembre de 2011

De aqui a la eternidad.

El tiempo es la manera que tiene la naturaleza de evitar que todo suceda al mismo tiempo.
Woody Allen.

Tenemos esa permanente necesidad de volver la cabeza hacia atrás y mirar el pasado en busca de lo que fue y ya no existe, de lo que tuvimos y ya no retenemos, de lo que estuvo y ya marchó.

El resto del tiempo lo dedicamos a planificar nuestro futuro, a anhelar lo que ha de venir, o no, de trascender en dimensiones temporales por lo que seremos o lo que quiero que sean los que me siguen.

Ascenso y descenso entre el indefinido y el futuro, bañado siempre de un nostálgico condicional, olvidandonos del tiempo presente, Yo soy, Tu eres, El es.

Nunca el ahora y la eternidad estan mas cerca como a estas horas de la noche. El ahora me sigue y me espera. El ahora que yo escribo es tu futuro que lo lees tras de mi, y no he cerrado esta frase y el principio de ella se ha convertido en mi pasado.

Ahora está aqui la eternidad contemplándome y como a esta hora de la noche no se si es ayer o mañana, como ahora es mi tiempo, es para mi eterno.

El instante en que lanzo mi red, mi ahora, es mi eternidad.


Foto: Joaquín Costa (copyright)

jueves, 29 de diciembre de 2011

El escritor de Horóscopos.

El mensaje.
Oculto y sordo, como el sonido del aire acondicionado del bar, que apenas bajaba un grado la temperatura del local respecto de la calle, era el rincón en el que Fausto repasaba cada noche, antes de entrar al periódico, su predicción para el día siguiente.
Mojaba sus labios, sin beber, el repugnante café, largo, sólo y en vaso duralex, esmerilado por mil lavados. Ese café, cargado de posos de mierda y de amargor, le recordaba  su vida. Sólo una vez lo bebió , hace años,  y ya nunca repitió la hazaña. Sabía que después de tomarlo podía dar siete pasos antes de despeñarse patas abajo, y el cuarto de baño, por llamarlo de alguna forma, estaba al fondo, demasiado al fondo a la derecha.
Cenaba un bourbon solo y en el hundía sus recuerdos y un optalidón. Aquella novela premiada, y leída por millares, publicada bajo pseudónimo hacía más de diez años, había sido su único parto, y después de aquello, su alma y su vida habían quedado yermas. Todo fue sueño del pasado: el texto no se borró, pero el escritor desapareció. Ahora salía del paso escribiendo entre vapores de whisky el horóscopo del Crónicas. 
Miraba a su vecino de mesa en el bar, borracho y baboso y se lazaba a escribir. Virgo: sal de tu letargo, levanta y camina, escupe a la vida y huye, huye.
Entraba la puta de Montera abajo y garabateaba. Sagitario: hoy es tu día, vístete de gala y sal conmigo esta noche, te sacaré de esta calle y veremos juntos el amanecer cabalgando a  los leones de la Cibeles.
Contemplaba a Juan Bautista, el camarero esquizoide de noches en vela y broncas en el bar y anotaba. Cáncer: revienta la caja y toma tú el dinero. Hoy será tuya la fortuna y que Chicote bese tu suelo.
Pero luego, tiraba de archivo, escrito en papel amarillo y anotaba:
23 de diciembre. HOY: Tauro, posibles pérdidas monetarias derivadas directa o indirectamente de las ocupaciones y cuestiones mentales.
Sólo soñaba con poder escribir, por breve que fuera, la segunda novela, que recuperase al escritor que un día fue. Un relato, aunque fuesen diez páginas, que removiera conciencias y virase rumbos. Un microrelato, que golpease con tanta fuerza que cambiase la historia entera.
Buscó después de acabar con Geminis un cigarrillo por sus bolsillos: mi alma, por uno, coño, necesito un pitillo.
Gabriel, se acercó y le tendió uno encendido.
-No tengo el gusto ¿nos conocemos?
-No, Fausto, no nos conocemos. No necesito tu alma, pero tú necesitas esto.
Dejó Gabriel un papel encima de su mesa, y salió por la puerta, encendiendo otro cigarrillo, que dejó un humo extrañamente espeso tras de sí.

El elegido
Emanuel, nació el 25 de diciembre de 1978, y vivía dos realidades. Una, de un padre, ebanista y alcohólico, con las manos talladas en falanges amputadas, por sierras, buriles y hostias a sus hijos; y una madre de gritos y desvelos, de noches y angustias en llantos y sollozos. 
Y otra realidad, la de su otro yo divino, hijo del altísimo, hermano de Cristo, de padre carpintero y madre soltera, llamado a salvar al mundo entero.
Solía desayunar en el bar de la obra, café y horóscopo a tragos iguales.
24 de diciembre, Capricornio: La seguridad de los lazos familiares es ilusoria y con frecuencia resulta ingenuo pensar que debido a los vínculos pueda exigirles un apoyo emocional.

Trabajaba en Adif, en el tunel del AVE, Madrid - Galicia y la noche del 24 después de su turno, consiguió hacerse con el camión de dinamita que entre champan y turrones, aquella noche dejó sin vigilancia la Guardia Civil de la obra.

La mañana del 28, después de repasar los mapas, señalar los puntos y marcar con post-it amarillos, con la palabra salvación, los lugares en los que colocaría las cargas, Emanuel leyó el horóscopo.

La Noticia:
Hoy un hombre se ha suicidado en el Viaducto de Madrid. La policía ha conseguido por fin identificarlo,se trata de un muchacho de 33 años, con trastornos mentales, que pasó el día 26 y 27 en las urgencias de psiquiatría de un Hospital Madrileño.
En el momento del accidente sólo llevaba encima una nota que decía: Sé lo que hicisteis a mi hermano, y yo soy un cobarde. Así mismo llevaba un recorte del Horóscopo del Crónicas que decía: Capricornio: No es cierto, tu no has sido el Elegido, no merece la pena tu sacrificio,no has sido llamado a salvar este mundo. Atrévete y Vuela.
En un piso de Moratalaz se han encontrado unos 2000 kg de dinamita que fue sustraída de una obra del AVE, así como una gran cantidad de Mapas y callejeros de Madrid, sobre los que estaban señalados cientos de bares de alterne y clubs, con post-it amarillos con la palabra salvación.
Todo está bajo secreto de sumario,aunque se sabe que el escritor de horóscopos ha sido llamado a declarar ante el juez de guardia.
Posiblemente su pequeño relato haya cambiado el curso de la historia.

BLOGSCRIPTUM:
Para ser un gran cobarde, hay que echarle dos cojones. 
Para ser un valiente, hay que estar como una cabra. 

Fotografía: Joaquín Costa (copyright)






martes, 27 de diciembre de 2011

Otras formas de indecencia

Nos toca vivir ahora una nueva época en la que al parecer volvemos a la realidad, salidos de un sueño de opulencia y festejos, y nos han venido a despertar con un balde de agua fría sobre la cabeza. Por eso ahora hay indignados cuando antes no los había y  por eso encontramos innumerables comportamientos y personas indecentes, cuando, por cierto, siempre los ha habido.

Consideramos indecentes a determinados servidores públicos, actitudes de la iglesia, consideramos indecente el coste de la vida o el salario de las personas cualificadas. Consideramos indecente la demora de la justicia, lo que cobra un futbolista o lo barato que se paga un delito. En fin existen muchos ejemplos de indecencia.

Hoy me he dado de bruces con uno.

Blogscriptum se ha cortado hoy el pelo y en esta manía de leerlo todo me he lanzado sobre un HOLA.
A dos páginas, maxicolor y con todo lujo de detalles me encuentro con la siguiente noticia.



Resulta que esta pobre mujer, María Pineda, que hasta hace doce horas no tenía el gusto de conocer, y sobre la que no hago ningún juicio de valor, padece un cáncer de pulmón. Realmente lo siento por ella, de corazón.
El grupo de alegres rubias de lunares exaltados, a las que no conozco en absoluto (excepto Estefanía Luykc de la que adoro el gancho de su padre que siempre intenté imitar sin éxito en larguísimas horas de entrenamiento bajo la canasta) han celebrado, y aquí viene la indecencia, un mercadillo benéfico para pagar el tratamiento (no se especifica cual) de esta pobre mujer en Nueva York (tampoco se especifica el Hospital, pero estimo que no será de la red Medicare)

Desearía entrar en detalles, porque merece la pena.

El acto era una sorpresa y el documento gráfico recoge el momento en el que la enferma entra en el local dónde un número no definido de sujetos la está esperando, con director de gala incluido (Jesús Vázquez) y abrazo de Marta Sánchez con sombrero tejano ideal, para decirle: 
-¡SOOOPRRESSSA! Te hemos preparado un mercadillo super benéfico para pagarte los ciclos de Vinblastina y cisplatino.

Esta noticia dejará de serlo dentro de 5 minutos, y mucho menos no existirá más allá de  10 años, cuando afortunadamente y según fuentes bien informadas del blogero pdpz todo esto haya desaparecido de la red.
Pero mi preocupación es no saber si estos comportamientos desaparecerán en el futuro. La frivolización en torno a toda la noticia me produce escalofríos.
Me estremezco sólo de pensar lo que habrán sentido cientos de personas que padecen un cáncer de pulmón al leer la crónica de este evento tan solidario. Me estremezco sólo de pensar lo que habrán sentido cientos de personas que acuden a diario a Cáritas al ver a este ejército de majoretes, lunar en teta, utilizando la palabra benéfico. Me estremezco sólo de pensar que puñetas podía haber en el mercadillo de las narices a la venta y me estremezco de pensar quién coños pudo comprar en el. Me espelitra el hecho de pensar que una revista coge y lo publica a doble página y me sorprende que no hayan ya decidido organizar un espectáculo con fila cero para pagar el frasco de vinblastina de la pobre de María.

Me ha parecido todo tan frívolo en los tiempos que corren que le he pedido al peluquero que me cambiase la revista de marras y he comenzado a leer el Asterix en Britania que había en el revistero de la peluquería, que me parecía mucho más real que lo que me ofrecía esa revista. ¡Ferpecto!



viernes, 23 de diciembre de 2011

Todo se ha perdido. Epilogo.

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cúan presto se va el placer,
cómo , después de acordado,
da dolor;
cómo a nuestro parecer,
cualquier tiempo pasado
fue mejor.

Hoy ha muerto George Whitman, el alma de la librería más famosa del mundo. Juan Manuel Bellver escribe un bonito obituario. Existencialista más allá del mismo Heidegger
Acabo de conocerle y es ya para mi el paradigma de la inmortalidad. 
Un blogero  (pdpz) escribía ayer: nada de lo que escribas perdurará más allá de diez años
¿Así que escribir no te ayuda a construir el edifico de tu propia inmortalidad? 
¿ Cuál puede ser entonces el motivo de que escribamos?.
"No quiero vivir en el corazón de mis paisanos; sólo aspiro a vivir en mi apartamento"
Woody Allen
Es una forma colosal, como siempre, de resumir un principio filosófico, en una frase cómica. Resulta que la construcción de este edificio que ha de perdurarnos, comienza por los cimientos de uno mismo en vida. 

Así pues, este es el verdadero motivo: mantenernos a cierta distancia irónica de la realidad, sustraerse de la desesperación, apoyarse en el texto para tomar aire en la aguadilla del desafecto de la cotidianeidad.
Si mañana se borrase todo y las páginas del libro quedasen en blanco ¿qué más da?, pues ya lo hemos escrito. Comamos y bebamos pues mañana moriremos (Isaías).  Si todo lo pensado y plasmado en texto se destruyese ¿qué importa?, pues ya me lo leíste. Sueña como si fueras a vivir para siempre. Vive como si fueras a morir hoy (James Dean). Y si mañana, todas mis horas de sueño, con los dedos sobre el teclado, se convirtieran en un recuerdo nada más ¿que te preocupa?. Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir eternamente (Mahatma Gandhi).

Y si mañana decidiera dejar de hacerlo ¡No importa!, porque como Whitman, comenzaré otra batalla y alcanzaré la gloria y seguiré construyendo mi inmortalidad.

A la entrada por las puertas de Roma, los generales victoriosos recibían el aviso de un esclavo que a su oído les decía: Memento mori (recuerda que has de morir). Vive y disfruta tu éxito porque es seguro que ha de finalizar. 

Pero no desaprovecharé oportunidad alguna: "Nunca dejes atrás un cuarto de baño, nunca desperdicies una erección y nunca confíes en un pedo" (de la película Ahora o nunca, de Carl Reiner: dos sexagenarios en sus días previos a la muerte, exprimen hasta el último minuto la vida, haciendo todo aquello que les apetece).

Y este es el motivo -y con ello termina la trilogía de Todo se ha perdido, querida Inclita- por el que escribo. Por que es el lado amable de mis dos hemisferios, el derecho, el que capta las imágenes, los sonidos y los olores que se me ofrecen en cada instante y los reúne y los traduce en texto. Y  a ti procuro tenerte en el lado izquierdo, lineal y metódico, donde tengo las conexiones pasadas y proyecto mi futuro, y que gracias a el sé que afortunadamente no soy como tu y no quiero serlo en el futuro (1).

FIN.

Referencias:
1.- Jill Bolte Taylor: My Stroke of Insight. Nueva York: Viking, 2008. La Dra. Taylor neurobióloga sufrió una infarto cerebral y por unas horas pudo distinguir como en un sueño, las diferentes actividades cognitivas, que sus dos hemisferios cerebrales hacían.






jueves, 22 de diciembre de 2011

Todo se ha perdido. Nudo.

BLOGSCRIPTUM: ¿Ya te has enterado?
SVIJEST. No, ¿de qué me he de enterar?, sabes que no leo la prensa, me parece tan poco interesante como tu blogecillo... petemetre. La radio ya no la escucho (ya no deseo saber nada más de esa prima de riesgo) y de la televisión sólo me interesa Jara y Sedal, me parece lo más imparcial que programan...si no eres una perdiz, claro.
BLOGSCRIPTUM: Pues querida, se acaban las redes sociales, así es que tu y yo...desaparecemos. Voy a suicidarme antes de que me suiciden. Quizás una sobredosis de Viagra y dos o tres vodkas con martini.
SVIJEST: ¡Ay madre, ya salió Sean Conery! ¿Te los mezclo o prefieres que sean las nauseas de la Viagra las que te lo agiten en tu estómago?.
BLOGSCRIPTUM: Morir con una gigantesca erección... sería épico. Me suena a mito griego
SVIJEST: ¿Esa es tu manera de alcanzar la inmortalidad, ocupa del Olimpo?
BLOGSCRIPTUM: No realmente, me había lanzado a tumba abierta sobre el Blog con intención de perpetuarme.
SVIJEST: ¡Ah!, ¿hoy la cosa va de inmortalidad?
BLOGSCRIPTUM: Bueno si. Es que no deseo morir, sin embargo es algo de lo que estoy absolutamente seguro, tanto como que alguna cadena ha de reponer Verano Azul.
SVIJEST: ¿Acaso crees que puedes perdurar a través de un blog?¿Crees en lo más íntimo de ti que no vas a morir?.
BLOGSCRIPTUM: Bueno, realmente no me avergüenzo de decir que no me importa creerlo. ¿Has leido a Ernest Becker?, La negación de la muerte. A pesar de que sabemos que vamos a morir establecemos un sinfín de mecanismos de defensa para no considerarlo. ¡La perspectiva de la muerte es aterradora!.
SVIJEST: ¿De qué mecanismos me hablas?
BLOGSCRIPTUM: Pues de la religión, de la descendencia biológica, de la donación a instituciones, del arte...
SVIJEST: ¡Ey , ey, ey! para, para que estás a punto de decir que lo tuyo es arte.
BLOGSCRIPTUM: Graciosa...me refiero a que por ejemplo las redes sociales son un mecanismo de inmortalidad compartida. Creemos que lo que escribimos siempre va a estar ahí, aunque sea como un libro ajado, perdido en un montón de libros en la Cuesta de Moyano. Quizás alguien lo lea dentro de cien años...Pero si todo se acaba dentro de 3 minutos...¿quién me leerá?, y entonces, es verdad que soy mortal....
SVIJEST: ¿Has dejado la medicación, verdad?. Nadie te lee, memo. ¡Inmortalidad compartida!. Yo a todos vosotros os enviaba al Rastro, no sois dignos de la Cuesta de Moyano.
BLOGSCRIPTUM. Por supuesto, inmortalidad compartida; tu y yo compartimos muchas cosas. Por ejemplo: ¿Te gusta leer?
SVIJEST: Si claro.
BLOGSCRIPTUM: ¿Lees todo lo que pasa por tus manos?
SVIJEST: Procuro.
BLOGSCRIPTUM: ¡Cómo yo! ¿A cualquier hora?
SVIJEST: Yo he inventado los relatos micro-micro cortos de los botes de champú.
BLOGSCRIPTUM: ¡Cómo yo!, leo a todas horas.  ¿sentado?
SVIJEST: No cabe de otra manera, claro que sentado.
BLOGSCRIPTUM: ¿hasta los blogs de desconocidos?
SVIJEST: ¡Joder que pesado con las redes sociales! Pásame a mi la Viagra, comenzaré yo el recorrido hacia la inmortalidad. 

Si al fondo hay una intensa luz blanca y preguntan por ti ¿les digo que estas escribiendo gilipolleces y que ahora vienes o que vas a intentar "perpetuarte biológicamente"? ¡Sandokan!



miércoles, 21 de diciembre de 2011

Todo se ha perdido. Preámbulo.

Según fuentes consultadas por este blog, a partir de mañana 22 de diciembre, se producirá el cierre definitivo y sin excepciones de todas las redes sociales.
La presión de los NO usuarios de estas redes ante diferentes organismos internacionales ha hecho que la Organización Mundial de la Salud (WHO) haga público su informe 12-nw-67/2011, al que ha tenido acceso este periódico, en el que se recomienda el cese definitivo de todas las actividades que se desarrollan en internet vinculadas a las redes sociales(Blogs, facebook, twiter, twenty...)
La recomendación ha sido aceptada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y será la primera resolución refrendada de forma unánime por este consejo y la Asamblea en pleno.

Un cuerpo de informáticos de alta cualificación propuesto por la Unión Europea y el Consejo de Seguridad de la ONU, velarán por el cumplimiento de esta norma.

Todos los datos hasta ahora acumulados: entradas, comentarios, posts, chats, mensajes, listas de amigos, música, quedarán irreversiblemente y para siempre eliminados. Nadie tendrá acceso a ellos ni podrá recuperarlos de ninguna forma, pues serán destruídos.
Todo habrá formado parate del pasado, volveremos al teléfono fijo, las cartas, y medios tardicionales de comunicaicón: radio, prensa y televisión.

Quedará así resuelta la gran cantidad de psicopatías que ha generado esta nueva forma de información, comunicación, relación solcial y expresión cultural.

Dependencias, obsesiones, trastornos del sueño, desaparecerán. Se evitarán de manera radical todos los delitos y atentados contra la intimidad y el derecho al honor. No se producirá mas delincuencia vinculada al tráfico de fotografías, pederástia, proxenetismo y tráfico de estupefacientes. Esta red, a juicio de los expertos, ha generado muchos más problemas de los que ha resuelto.

Los representantes de las grandes compañías referidas han comunciado su intención de hacer efectiva esta orden a las 24:00 horas de hoy 21 de diciembre de 2011.

Todo ha terminado.

lunes, 19 de diciembre de 2011

A Eva

He de perderme por tu cuerpo,
¡Por dios que he de perderme!
azul profundo, océano infinito
monte de planeta zafírico y velante
penetrando en rincones recónditos
nadando en el índigo azul de tu deshielo.

Te anhelo en sueños cian opalescentes
de mis manos en tus pechos
como cúpulas turquesas
sobre el blanco marfil de tu cuerpo…
y al fondo, el  mar Egeo de líneas cobálticas
frontera de azul celeste en  tus brazos .

Comerte, he de comerte
hundir mi boca en tu hierba
húmeda de gotas azul escarcha
saladas de mar lapislázuli.
Abrir tu cuerpo como el sol
abre la niebla azul de la mañana
romperme en tu glaciar
azul de mi genciana
y perder mi vida con el aliento azul de porcelana

Azul de sol poniente
de vistas de montaña imaginada
asomados al cristal azul de mi ventana
juntos, abrazados y sudando
con azul de nomeolvides
con tus  uñas arañando mis entrañas
gritando en un azul de cosmos infinito
gimiendo susurros de olas azul ultramarinas.

Huelo el color azul de tu lavanda
borracho de azul humo de besos
perdida mi cabeza entre tus piernas
y tus labios acuáticos,  nocturnos
sumergidos en azul aguamarina
azul de mar caribe y de verano
azul de mi deseo,
azul mío, mi azul.

Benditas coincidencias históricas



BLOGSCRIPTUM ha recibido el encargo de dos de sus más fieles seguidores de realizar un micro-relato positivo, que contrarreste la entrada anterior, haciéndole ver que, en efecto si bien la historia aporta, incesantemente, lamentables coincidencias, también nos ofrece brillantes escenas que son dignas de ser recordadas.

El día 16 de diciembre de 1770 nacía en Bonn Ludwig van Beethoven.
El día 16 de diciembre de 1876 se realizaba en Barcelona la primera llamada telefónica en España.

Por orden del Altísimo, Gabriel había convocado a toda la corte. Aquella mañana de Domingo el firmamento lucia más brillante que nunca, y es que después de varios días de furia divina y violentas tormentas, el sol iluminaba la tierra, y el orbe parecía más en paz que nunca.
A la gran asamblea asistieron todos y se fueron colocando según su orden de importancia. Arcángeles y ángeles abrían la comitiva dando paso tras de sí a un peregrinar de serafines, querubines, dominaciones, virtudes, tronos y potestades.
En torno al trono  fueron se sentando, y viendo Dios que todos habían ocupado sus posiciones, dio orden a Miguel, su más amado  arcángel,  de comenzar la sesión con la lectura de su decisión.

"Es voluntad de nuestro amado Padre que se considere hoy el día en que la humanidad conozca una maravilla más de Su creación. Demasiadas batallas y disputas confunden y separan entre sí a sus muy amados hijos, y es por Su mandato que se ha decidido transmitir a través de la música la dicha de Su amor.
Es por decisión Suya que a esta asamblea sean llamados aquellos que en el pasado han transmitido al resto de los hombres su creación musical más sublime y que entre ellos se decidan los dones y facultades que ha de tener aquel que será dotado e iluminado por la inspiración de la música celestial”

El firmamento se encontraba aquella noche tremendamente  iluminado pues no se recordaba una asamblea tan concurrida, el cielo negro, tachonado de millares de estrellas, cubría la cúpula de la tierra, y desde ella pareció escucharse un extraño trueno, en una noche especialmente despejada; y fue Rafael, que golpeando con firmeza su bastón contra la única nube visible anunció:

“Que pasen las almas de nuestros muy amados hijos: Monteverdi, Vivaldi, Purcell, Telemann, Haendel, Albinoni, Pachelbel y que extiendan por el suelo los pétalos de la virtud para recibir el alma de nuestro hijo más querido,  Bach, en señal de nuestro respeto.
Abrieron se las puertas de la asamblea y al son de las trompas celestiales entraron en respetuosa comitiva centenares de traviesos querubines que lanzaban suaves pétalos de brillantes rosas estrelladas.
Y desde la tierra las gentes miraron atónitas el espectáculo que aquella noche de diciembre el cielo les estaba brindando en forma de lluvia de estrellas.

Dió comienzo el debate  mostrando cada uno las virtudes que a su juicio el elegido debía tener. Y habló el alma de Claudio Monteverdi de polifonía y pureza de la voz y siguió el Alma de Antonio Vivaldi hablando de dinamismo y maestría y el alma de Henry Purcell del arte sutil de la voz y bellas melodías, y el alma de Haendel de las alegrías y los sufrimientos humanos volcados en las notas más bellas,  y el alma de Jorge Telemann de transparencia diáfana y majestad de las melodías para llegar directamente al público.
Y así fueron pidiendo otros la palabra: Scarlatti, Talles, Rameau, Palestrina, Pergolesi, Cabezon, Corelli, Albinoni..... hasta que pidió la palabra el alma de Bach y pudo todo el mundo notar el silencio que se produjo entre los miembros de la asamblea, pues eran sus palabras armoniosas y alegres e invitaban al goce extraordinario y magnifico y era él el que más gratamente había hablado de las maravillas del Creador y al que sin duda alguna la Corte entera mas amor y respeto procesaba.
Y habló Juan Sebastián de la armonía y el contrapunto, del arte de la fuga y la fusión de la música y sentimientos sublimes para dejar por fin sentadas las bases de cómo debieran ser las virtudes del nuevo elegido.

Fue una combinación tan brillante de ideas, adjetivos, virtudes y dones, que al finalizar la lectura de estas por parte de Gabriel, que diligentemente había ido anotando, los ángeles comenzaron a aplaudir en un suave batir de alas.

Y fue entonces que  en la tierra una dulce brisa completó el espectáculo de sonidos y fuga de estrellas con los que la noche había comenzado.

Y dijo Dios: que así sea. Le llamare Ludwig.

Pasaron solo unas horas y a las diez en punto de la noche María Magdalena traía al mundo entre sabanas blancas y hojas verdes de muérdago, de esa misma mañana recogidas, al segundo de sus hijos. Cuando lo hubo abrazado entre sus pechos, mirándolo dijo: te llamaras Ludwig, porque así hoy lo he soñado y te he de ungir porque has sido llamado a la más sublime creación. Y mojándose los dedos índice y corazón con la leche que ya se derramaba de su pecho acarició la frente de su hijo.


Asomado a la ventana del Castillo de Monjuic Joan contemplaba absorto la lluvia de estrellas que aquella noche de diciembre salpicaba el cielo, y podía ver las lucecillas de los ventanucos de los palacetes  de Pedralbes por la suave brisa del mar, que había limpiado el cielo de Barcelona de la bruma que frecuentemente, pero no esa noche, empapaba las paredes de las casas de la ciudad.
Esperaba la señal luminosa que le advertiría del inicio de la transmisión de Carles, que desde la  Barceloneta, realizaría la primera llamada telefónica de España.
Según lo previsto a las diez en punto de la noche se produjo la comunicación:
-Joan soy Carles, ¿me escuchas sin problema?
-Si Carles te escucho sin ningún problema, pero escucho algo de fondo, ¿Tu no?
-Así es, pero...
-Calla, calla...

Los dos permanecieron en silencio pegados sus oídos al auricular y parecieron palidecer.
Los presentes dieron testimonio de esta comunicación, pero no alcanzaron a comprender porque nunca Joan y Carles hablaron de lo que escucharon a través de sus auriculares durante unos minutos.

BLOGSCRIPTUM tiene en su poder y a buen  recaudo una declaración firmada por Joan y Carles Puga fechada en Barcelona el 24 de diciembre de 1876 que dice asi:

Por la presente declaración y ante Dios juramos, que en la conversación telefónica que mantuvimos el dia 16 de diciembre de 1876, primera realizada en España, oímos sin ninguna duda, con sonido claro y luminoso, la más brillante interpretación que jamás hemos escuchado del cuarto movimiento de la novena sinfonía de Ludwig Van Beethoven, y que al finalizar la misma una suave brisa, como si de un batir de alas se tratase corrió, Paseo de Gracia arriba, hasta las mismas faldas de Valvidrera.


viernes, 16 de diciembre de 2011

Miserables coincidencias históricas.

Tal día como ayer 15 de diciembre de 1476 murió Vlad Draculea, más conocido como Vlad el Empalador (en rumano Vlad Tepes), príncipe de Valaquia. Luchador contra el expansionismo otomano, sólo pasó a la historia por su manera de castigar a sus enemigos y traidores.
Al margen de las interpretaciones que la historia haga de este hecho:

¡Cuánta sangre derramada, cuánto sufrimiento, cuerpos mutilados, sueños destrozados, vidas perdidas, almas abandonadas en la cuneta de la vida. El dolor, la infamia, la vejación y el deleite de la muerte. Cuánta desesperación, gritos y lamentos. Incomprensión. Niños sin padres y mujeres sin marido. Pesadilla, sueños temblorosos, despertares a media noche. Ruido de sables y confusión por doquier. El diablo jugando con los cuerpos y la angustia de no despertarse por las mañanas. Bésame amor mío porque salgo a la batalla. Bésame hijo pues mañana no se si te veré. Ciudades arrasadas y llanto y desesperanza y terror!

No existe legado que compense el horror, no existe fin que justifique estos medios.

Tal día como ayer 15 de diciembre el ejército norteamericano arrió la bandera de su cuartel general de Irak. La guerra ha terminado.

Al margen de las interpretaciones que la historia haga de este hecho:
 ¡Cuánta......

Blogscriptum: ¡Su puta madre, no se me ocurre nada!

Por la reposición de La Saga de los Porretas

El viaje desde casa al cole era divertido. El autobús escolar era un SEAT 132 color vino, de la primera serie. Aún recuerdo la matrícula (M-1630-X).Conducía mi madre. Eran 20-25 minutos de trayecto que se pasaban rápidos. La  banda sonora de aquellos viajes que escuchábamos en el SEAT por la mañana, antes de entrar en clase, se llamaba La saga de los Porretas.
Supongo que España, como ahora, no estaba para alegrías.  El paro, la desesperanza de la reconversión industrial, la droga, la salida lenta de un País de desequilibrios, la adinamia cultural y el ostracismo internacional.España acogotada, el País entero; imagino que mis padres, mis vecinos y la mayor parte de la gente de bien.
Sin embargo y sin miedo a la comparación, escuchar la radio en ese trayecto, poco tiene que ver con los mismos 15 minutos de trayecto, hoy en día, desde mi casa a mi trabajo todas las mañanas. Desde que enciendo el motor y la radio con el, hasta que llego a mi trabajo, me da tiempo de escuchar justo el resumen de prensa, el resumen de noticias económicas y deportivas y una breve editorial radiofónica de un prestigioso y popular periodista y conductor de un programa de radio matinal.
No hay una sola mañana que el resumen no sea una sucesión de noticias desesperantes, espeluznantes, decepcionantes, e inquietantes. Da igual que hablemos de asuntos nacionales, internacionales, económicos o incluso del tiempo que vaya  a hacer. Hoy por ejemplo, las olas eran de 10 metros en Galicia.
Los 10 minutos diarios de viaje al colegio en  mi infancia eran de entretenimiento, con diálogos que entonces a mí me parecían muy divertidos. El factotum de la saga de los Porretas era el abuelo, Segismundo Porretas, un viejete de 80 años, muchísimo más simpático que la pobre y triste abuela de “Cuéntame” de nuestra TVE, ligón, vitalista y  permanentemente enredado en follones. Había un personaje que se llamaba Candelaria y otros más que hacían de nietos; no los recuerdo a todos, claro.
Luego he leído sobre la serie que duró del 76 al 88. Probablemente por esa cantidad de años en las ondas, los personajes muertos reaparecían, y las contradicciones eran frecuentes. Pero eso no importaba.
Toda la saga de actores, los he conocido de nombre, algunos incluso personalmente, en casa de la hermana de mi abuelo - la Tatan- un personaje para hacer un blog sólo de ella. Matilde Conesa era Candelária en La família Porreta; Matilde Vilarino...Pepita; José Fernando Dicenta... Avelino. 
En casa de la Tatán se tomaba un té con pastas como nunca jamás lo he vuelto a tomar. Tenía su truco, me lo explicó varias veces, la tetera, el calentado de ésta con un  poco de agua que se descartaba antes de calentar la definitiva, la mezcla de té especial earl grey,  el tiempo de ebullición. Todo me lo explicó varias veces. Nunca me salió como a ella. Serían las tazas inglesas, sería su tetera, sería ella.
Matilde Vilarino venía con frecuencia a esas meriendas y a mi me emocionaba mucho, porque si yo cerraba los ojos, el té con pastas lo estaba tomando la abeja Maya o Vicky el Vikingo al lado mío. No estoy seguro pero creo que en una ocasión Banner o Flappy, no me acuerdo, me sirvieron a mí un vaso de leche.  Matilde era la voz que doblaba a todos esos personajes.
Intento ponerme nostálgico, no me importa. La radio de entonces y sus protagonistas transmitían a todo el mundo un espíritu diferente. Vivíamos situaciones parecidas, duras, delicadas, pero nos las hacían sentir de forma distinta.  Ya no me hace ilusión ni siquiera escuchar:
 pi, pi, pi: ¡Gol en la Condomina!
¡Que vuelvan los Porretas, Ya!


miércoles, 14 de diciembre de 2011

Carta desde las entrañas



Hoy he despertado en la cúpula de San Francisco el Grande. Me gusta dormir allí,porque por la tarde veo ponerse el sol por detrás del Alto de Extremadura y lo veo salir también por encima de la torre del Palacio de Viana. No se con cual de los dos espectáculos quedarme. Después de desperezarme he tomado el camino de casi todas las mañanas. He volado por Mayor y he podido charlar un rato con algún amigo frente a la Torre de los Lujanes. Alguna noche también he dormido allí pero siempre me despiertan las campanas de la Nunciatura y no me dejan disfrutar de los últimos minutos del amanecer, acurrucado entre la viguería.

He bajado hasta Sol. Esa plaza está en continuo cambio. Cuando la acaben va a quedar magnífica. Desde esta altura se ve imponente, con el bullicio y los coches de caballos. No me suelo parar nunca, porque si te das prisa seguro que alguna migaja puedes picotear de la trastienda del Lhardy.
Entonces siempre me asalta la duda, si girar por Sevilla hasta Alcalá o bajar por San Jerónimo hasta Neptuno. Por un lado me encanta pararme un rato sobre la azotea del Casino para ver el espectáculo del Palacio de La Equitativa o la cuadriga del Banco de Bilbao. Me gusta posarme en la rodilla de alguna de aquellas bestias de 25 toneladas de hierro, cobre, bronce y  plomo. Me siento como un emperador victorioso de las Galias entrando por Roma, solictando el Triunfo del Senado. Pero por otro lado la bajada por La Carrera, dejando el Palacio del Congreso a la izquierda para terminar dándome un baño en Neptuno, me enloquece.
Sin embargo hoy ha comenzado a llover a media tarde y he decidido remontar por la Calle de la Cruz en vuelo alto y buscar refugio en los árboles de la Plaza Mayor. No sé que me ha hecho cambiar de decisión a última hora y posarme en la boca de este animal. Todo estaba húmedo y cuando he querido darme cuenta he resbalado por su gaznate hasta terminar en sus entrañas.
El espectáculo aquí dentro es dantesco. Por eso escribo estas mis últimas palabras, con la seguridad de que no volveré a subir La Calle de Segovia ni volveré a posarme en la nariz de la Cibeles. Si alguien, de cualquier forma, termina leyendo esta nota, ¡Por Dios! que haga algo para que esto no siga ocurriendo.

En Madrid a 20 de septiembre de 1930




BLOGSCRIPTUM:



En el centro de la Plaza Mayor de Madrid se encuentra la estatua ecuestre de Felipe III, que fue comenzada por el escultor italiano Juan de Bolonia (Giambologna) y terminada por su discípulo Pietro Tacca en 1616. Fue regalada al rey español por el entonces Gran Duque de Florencia, estando inicialmente situada en la Casa de Campo. Fue en 1848 cuando la Reina Isabel II ordena su traslado desde su emplazamiento anterior a la Plaza Mayor. 
La estatua fue retirada en 1874 hasta la reinstauracion de la monarquia con Alfonso XII.
En las algaradas de la celebración de la proclamación de la II República fue destrozada por un petardo de gran potencia que destripó al cuadrúpedo. 
Al realizar las obras de reparación de la estatua se encontaron cientos de pequeños esqueletos de gorrión, que se supone resbalaban por la boca del caballo, que hasta entonces estuvo abierta.
Hoy esta boca está cerrada.
El gorrión que dejó la carta firmó como "El chulapo de los aires".

Nada de esta historia es producto de la invención, la Plaza, la estatua, el petardo, los esqueletos de gorriones y por supuesto la carta la guarda Blogscriptum a buen recaudo.


Jacobo es mi mejor amigo pero es tonto.

De los diarios de Juanito. Capítulo 2.

Esta mañana Jacobo,  Peter y yo hemos ido a tirar palos al río. El mío ha llegado el primero al remanso. Luego nos hemos bañado juntos y hemos ido a tirar piedras a unos cuántos perros callejeros. No me gustan, son pulgosos.



Al pasar por la iglesia he oído sonar el órgano y no he dudado que era papá. Estaba impartiendo su lección diaria a sus alumnos y ha consolado a uno de ellos que se encontraba abrumado por la dificultad de la partitura.

Si eres tan aplicado como yo he sido, pronto sabrás tocar como yo.

El muchacho casi llorando le ha dicho que eso era imposible y entonces papá se ha vuelto a sentar y ha interpretado una pieza improvisada. Lo hace con frecuencia; primero empieza con alguna pequeña composición de sus admirados Pachelbel o de tío Cristóbal y solamente después la música toma cuerpo y se eleva hasta la cúpula de la iglesia, sólo por sus notas. Brota de la tierra como agua generosa y limpia.

Al terminar le ha dicho:

¿Ves?, no hay nada que admirar; todo consiste en poner el dedo conveniente en la nota apropiada y en el momento preciso; ¡lo demás lo hace el órgano!

Entonces todos los niños se han reído mucho y yo le he dicho a Jacobo que su padre es fuerte, pero el mío más. Así que nos hemos pegado. Jacobo es mi mejor amigo, menos hoy.



martes, 13 de diciembre de 2011

Hay mil maneras de morirse

Eric Lax, biógrafo americano, escribió en 2007 un excelente libro titulado Conversaciones con Woody Allen (editorial lumen). Además de ser el biógrafo oficial de mi querido Allan Stewart Königsberg, es uno de los más reputados especialistas en la extensa obra del neoyorquino.
¡Lo que yo hubiese dado por poder charlar yo con él! 
En el libro trata sólo de pasada uno de los temas reiterados en la obra de Allen: la muerte
Hace referencia a una obra de teatro, una comedia claro, inspirada en el expresionismo alemán. Cuenta la historia de Kleinman, un contable de a pie que es reclutado una noche por una patrulla ciudadana a la caza y captura de un asesino en serie, que resulta ser Muerte.

Este es un pequeño extracto: 

Anna: ¿cómo quieres morir entonces? 
Kleinman: De viejo. Dentro de muchos años. Cuando llegue al término del largo viaje      de la vida. En una cama confortable rodeado de parientes...cuando tenga noventa años.
Anna: Pero eso no es más que un sueño. Es obvio, en cualquier momento te puede partir el cuello en dos un maniático homicida...o te puede degollar...no cuando tengas noventa años, sino ahora.
Kleinman: Es tan reconfortante discutir estas cosas contigo, Anna 

Sin duda en estos días aprovecharía para preguntarle a W. Allen sobre esta moda, no sé si reciente o ya arrastrada de hace algunos años: la exhumación.

Es evidente que existen millones de forma de morirse pero solo una de estar muerto: muerto.Pues bien resulta que ahora se ha puesto de moda dar por el saco al muerto, y a la primera de cambio te exhuman. Así que no hay cristiano (sin ánimo de entrar en asuntos religiosos, era sólo una expresión popular) de estar muerto en PAZ. Todo el mundo está empeñado en sacar de su descanso eterno a todo el mundo.

Y si no vean, vean:

Al bueno o malo, no tengo ni idea, ni criterio para juzgar, de Koplowitz, lo van a exhumar, porque hay un supuesto hijo que así lo ha reclamado a la justicia. No quiere dinero, que por otro lado no está ya en tiempo de reclamar, sino el reconocimiento de una supuesta paternidad. 
Y ¡pumba!, por la vía de lo civil, van te sacan de la caja y te toman muestra de tu ADN, para ver si en vida has hecho un hijo por ahí; vaya Vd. a saber si queriendo o sin querer, con beneplácito o no. Y sin pagarte derechos de autor (como se entere la SGAE...)

Otra cosa es que, por la vía de lo penal para resolver un crimen, para encontrar al verdadero malo, para resolver un tremendo caso de necesidad, que modifique sustancialmente el futuro de una o varias personas, hagamos putadas a un muerto. Pero, por ejemplo, 

NOTICIA: El Partido Comunista ha solicitado a la justicia chilena que ordene exhumar los restos de Pablo Neruda, para determinar si el Premio Nobel fue envenenado, 12 días después del golpe de Pinochet.
No hay otra manera de resolver esta terrible duda que surge de hechos extraños, que sugiere el Chófer del poeta, cuando declaró el pasado mayo que murió debido a una inyección qu ele aplicó un médico.

Osea, que aun aceptando la familia la versión oficial de la causa de la muerte, un cáncer de próstata avanzado, el antiguo chófer, como Hércules Poirot, sospecha algo, se lo dice a un abogado, y este decide que la única manera es sacar al poeta de su descanso definitivo, por cierto, sin poder saber quién fue el supuesto médico, ni poder determinar trazas de nada que pueda ser mínimamente concluyente.

Imagínense que dentro de unos décadas,  algún cachondo legislador, de estos que nos gobiernan, decide que puede, con carácter retroactivo, determinar si la célula descamada en un documento de una factura sin IVA, corresponde al mismo perfil de ADN que tus huesos, que instantes después manda exhumar, para que tus herederos asuman el impago a hacienda.

Pues miren una cosa.

TESTAMENTO DE BLOGSCRIPTUM:
No sé si he hecho un hijo por ahí, que no creo, pero vaya Vd. a saber. No sé si en el futuro se necesitarán mis huesos para un avance científico que mueva los pilares de la medicina, ni idea. Pero pido que me incineren y mis cenizas las echen al océano infinito, bajo los acordes del: Ecce quomodo moritur justus.

Y si tienen que encontrar mis células que se jodan y draguen el Pácífico.

Requiem aeternam dona ei Domine
Et lux perpetua luceat ei.
Requiescat in pace.
Amen, ¡Coño!

video