Manual de instrucciones de blogscriptum

domingo, 27 de noviembre de 2011

Las manos de Papá

De los diarios de Juanito. 
Capítulo Primero: Las manos de Papá 
Hoy el otoño ha dejado de serlo. Después de los oficios hemos vuelto a casa todos juntos, el cielo estaba oscuro y esta noche seguro que nevará. 
Papa iba serio. Todo el mundo piensa que es antipático, pero yo se que no es así. Lo que pasa es que le tienen miedo porque siempre lleva esa negra levita y no habla casi nunca. Tiene la cabeza llena de tantas ideas que si hablara perdería por la boca la mitad de ellas, de tantas que tiene y a tanta presión. Por eso no habla. 
Mama me ha regañado por haber metido los pies en un charco. Entonces el me ha cogido de la mano y me la ha apretado. Me gusta su mano. Es grande como la de un oso, pero no raspa como las garras que el señor Gölenberg tiene en su taberna. A papa sus garras le sirven para llegar de un lado al otro, en todas las escalas del órgano de la iglesia, con un suave movimiento. Y todo el mundo dice que toca bien porque sus manos son grandes, pero el me ha explicado que el secreto está en los pulgares, por eso yo siempre los escondo dentro del bolsillo, para que no se me congelen en invierno. 
Le he preguntado que porqué Dios nos envía el frío con el invierno, por que a mi no  me gusta; el me ha dicho que es una bendición más de Dios por que así los árboles reposan durante unos meses, para rebrotar con más fuerza en primavera y por que además así yo puedo estar con él por la noche junto al fuego, mientras compone, en vez de estar jugando fuera en el patio. Luego me ha apretado la mano con sus dedos, hemos seguido caminando y ha empezado a canturrear. 
Papá siempre canturrea cuando al hablar se le escapa otra idea, de esas tantas que tiene, y claro, le sale con música. Esta noche papá compondrá algo, seguro, porque los primeros copos han caído y eso le gusta mucho. A mi me gusta papá.

Vídeo: Blogscriptum.
Música: Suite de Chelo nº6. Sarabanda. J.S: Bach


Si tienes 3 minutos más Blogscriptum te propone escuchar esta versión de Sting.



2 comentarios:

Eres libre...¿Quieres decir algo?